Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00

El secretario del Colegio de Toledo la vuelve a liar

Cuatro médicos le acusan de “amenazas”, “trato vejatorio” y de poner en riesgo la salud de un paciente

Martes, 03 de febrero de 2015, a las 21:26
Redacción. Toledo
El secretario general del Colegio de Médicos de Toledo, Juan José García Cruz, vuelve a estar en el centro de la polémica en el hospital donde se desempeña como anestesista, el Virgen de la Salud de Toledo. Si hace unos meses 21 ginecólogos de este centro escribían una carta al gerente pidiendo no tener que atender ningún servicio con él, ahora son cuatro facultativos especialistas de área (FEA) de este mismo hospital quienes han denunciado a García Cruz ante la Gerencia.

García Cruz.

Los cuatro FEA aseguran en un escrito que García Cruz “dificultó de forma amenazante y agresiva el manejo de un paciente con hemorragia intestinal activa, en contra del criterio consensuado de los especialistas de Cirugía, Digestivo y Nefrología” (era trasplantado renal). En su denuncia ante el gerente del centro indican además que el también secretario general del Colegio de Médicos de Toledo puso “en riesgo la salud del paciente al utilizar una vía contaminada” y “profirió amenazas” contra estos profesionales “por continuar manteniendo la indicación quirúrgica, intentando incluso que el paciente, en quirófano y tras finalizar una endoscopia por sedación, confirmase de nuevo que estaba de acuerdo con la intervención”.

Problemas con más compañeros en el hospital

Hay que recordar que esta denuncia no es la primera que compañeros del Hospital Virgen de la Salud de Toledo cursan contra Juan José García Cruz. Tal y como informó Redacción Médica en mayo de 2014, al menos 21 ginecólogos de este complejo hospitalario habían firmado un escrito dirigido al gerente para que García Cruz no atendiera ninguna llamada urgente o programada del Servicio de Ginecología y Obstetricia.

Esta veintena de profesionales se acogían al artículo 8.3 de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) para no tener que trabajar con García Cruz. “Todo profesional que intervenga en el proceso debe comportarse de tal manera que no ponga en peligro ni importune a ningún miembro del equipo por encima de lo necesario”, reza esta parte del articulado de la norma citada, y los firmantes del escrito señalaron que el secretario general del Colegio de Médicos de Toledo lo vulneraba “reiteradamente”, por lo que solicitaron “que cualquier llamada urgente o asistencia a quirófano programado del Servicio de Ginecología y Obstetricia sea atendida por otro especialista de este Servicio”.

Ante la referida información de Redacción Médica, el Colegio de Médicos de Toledo hizo llegar un escrito a este diario en el que calificaba a esta veintena de profesionales como “posiciones minoritarias”.



ENLACES RELACIONADOS:

El secretario del Colegio de Médicos de Toledo, vetado por 21 compañeros de hospital (15/05/14)

El Colegio de Toledo considera “minoritario” el veto de 21 compañeros a García Cruz (25/05/14)