Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Lunes, 24 de septiembre de 2012, a las 16:12

Redacción. Huesca
Los socialistas de Huesca han solicitado al Ayuntamiento de la ciudad que exija al Gobierno de Aragón la continuidad y el apoyo explícito al programa de prevención de cáncer de mama en la Comunidad Autónoma, ya que, tal como señalan, "se ha demostrado científicamente que estimular la prevención frente al cáncer de mama produce un alto porcentaje de curaciones".

Flor Ardanuy.

Los socialistas de Huesca han solicitado al Ayuntamiento de la ciudad que exija al Gobierno de Aragón la continuidad y el apoyo explícito al programa de prevención de cáncer de mama en la Comunidad Autónoma, ya que, tal como señalan, "se ha demostrado científicamente que estimular la prevención frente al cáncer de mama produce un alto porcentaje de curaciones".
Además, el grupo municipal socialista en el Ayuntamiento oscense ha calificado de "muy graves" las declaraciones del consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, en las que cuestionaba este importante programa "que fue y sigue siendo un gran avance en la salud y en la vida de todas las mujeres aragonesas".
Así lo han manifestado en la moción presentada para su debate ante el pleno del Consistorio, en la que reclaman que "el Ayuntamiento rechace las políticas de recortes sociales establecidas por el Gobierno y, especialmente, aquellas que afectan a la educación y la salud de las personas".

Exigen además que el Ayuntamiento se pronuncie a favor de "la permanencia, sin recortes, de las políticas que favorecen la salvaguarda de derechos y la igualdad de oportunidades del conjunto de la sociedad", según ha señalado la responsable del área de servicios sociales del Grupo Socialista, Flor Ardanuy. En la actualidad, en Aragón son atendidas 100.000 mujeres y 18.000 en la provincia de Huesca cada año. Esto se une al hecho de que 800 nuevos casos de este tipo de cáncer se detectan al año en la Comunidad, de ahí la importancia del mantenimiento de este programa, sobre todo en el ámbito rural.

En este sentido, y tal como se recoge en la propuesta de resolución, "las mujeres del medio rural tenían y siguen teniendo mayores dificultades sociales, económicas y culturales para acceder a los recursos y, por lo tanto, acercar servicios tan vitales como éstos ha contribuido a mejorar su vida, disipar temores y crear hábitos de salud entre ellas". Según Flor Ardanuy, "para las mujeres que padecen cáncer de mama, este programa, que ha salvado muchas vidas, es un acicate para seguir luchando, una esperanza de futuro para la sociedad y un referente para que todas las mujeres puedan vivir sin miedo".