16 nov 2018 | Actualizado: 12:40

El PP rechaza en el Congreso otra propuesta de derogar el 16/2012 por “demagógica”

Izquierda Plural ha liderado una propuesta no de ley, apoyada por el resto de grupos, en la que se pedía recuperar la universalización del SNS

Martes, 10 de marzo de 2015, a las 19:07
Redacción. Madrid
El PP ha anunciado en el Pleno del Congreso su voto en contra a la proposición no de ley impulsada por la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), que ha sido apoyada por todos los portavoces de la oposición, por la que se insta al Gobierno a recuperar la universalización del Sistema Nacional de Salud (SNS), así como a acabar con las "exclusiones sanitarias" derivadas de la reforma que impulsó la exministra del ramo Ana Mato en abril de 2012.

La iniciativa no saldrá adelante por tanto, al no contar con el respaldo del PP. En cambio, sí han respaldado a la Izquierda Plural. el PSOE, CiU, UPyD, PNV, BNG, Coalición Canaria-Nueva Canarias y el portavoz de Compromis-Equo, durante el debate de la iniciativa.

La portavoz 'popular' de Sanidad, Teresa Angulo, ha argumentado su voto en contra a la iniciativa señalando que el objetivo de la misma es "crear confusión", "manipular" y utilizar un discurso "demagógico" para intentar obtener rédito político.

Con este decreto, Angulo ha defendido que se intentó poner fin a situaciones irregulares que tenían lugar en España, como que muchos ciudadanos extranjeros, y con alto poder adquisitivo, que vivían en España durante meses, recibían tratamientos gratis que pagaban todos los españoles.

Teresa Angulo, del PP.

"El SNS es hoy, gracias al Gobierno del PP, más sostenible, más universal, y más equitativo. El decreto es precisamente el marco jurídico que da garantía de cobertura y de protección universal de la salud a todos los españoles y residentes. Nadie se queda sin asistencia vivan donde vivan", ha asegurado la diputada del PP.

Es más, sostiene que la norma ha introducido "mayor equidad" en el acceso a las prestaciones sanitarias, a la vez que ha extendido el derecho a la salud a personas que durante décadas estaban excluidas o desfavorecidas, como los parados de larga duración.

Contra las críticas de la oposición, la diputada 'popular' ha defendido que en España los extranjeros en situación irregular tienen la asistencia sanitaria "más amplia de la UE", al mismo tiempo que ha indicado que todos los españoles retornados tienen garantizada la asistencia sanitaria desde el primer día que regresan a España.

"No podemos aceptar su proposición no de ley porque juegan con las palabras y manipulan. Este gobierno ha extendido la asistencia sanitaria a miles de españoles, muchos de ellos sin recursos, a quienes la izquierda se la negaba y acabar con un fraude que ponía en peligro la sanidad pública española", ha sentenciado.

No hay sanidad universal

El encargado de impulsar la iniciativa, el portavoz de Sanidad de la Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, ha tachado este decreto de "funesto" porque, entre otros puntos, dice que su objetivo era cambiar el modelo sanitario universal a uno de asegurados, bajo el pretexto de la crisis económica.

"Hay que decir, dos años y medio después, que ha fracasado por la resistencia de los ciudadanos, el desacuerdo de los profesionales sanitarios y también por la impericia, por no decir falta de dirección política del propio Gobierno, y del Ministerio de Sanidad, que ha cambiado de ministro pero no de dirección", ha avisado Llamazares.

De hecho, ha insistido en que este proyecto del Gobierno "ha fracasado" porque se ha excluido del SNS a un millón de personas, cuando el número de asegurados apenas llega a los 500. "No hay ningún modelo de seguro público privado en Europa donde el sistema público mantenga la cobertura de la mayoría de ciudadanos y el de seguros tenga una cobertura tan baja. Eso significa que el modelo ha fracasado", ha sentenciado.

A su juicio, las víctimas son los inmigrantes sin papeles, los ciudadanos españoles emigrantes en países extranjeros que se han quedado sin cobertura sanitaria al cabo de tres meses, los pensionistas y enfermos crónicos que hoy, gracias a los copagos, no retiran sus recetas, no obtienen sus fármacos y agravan su situación de salud y acaban ingresados en urgencias en peores condiciones, además de ciudadanos atrapados en las consecuencias de los recortes que han provocado incrementos entre el 20 y 40% de las listas espera.

Emigrantes retornados

Desde el PSOE, Guadalupe Martín, ha apoyado la proposición no de Ley, al mismo tiempo que ha planteado una enmienda, que ha sido incluida en la iniciativa, para que también se garantice "el derecho de los emigrantes retornados a la asistencia sanitaria".

El diputado de CiU Toni Picó ha justificado su voto a favor de esta proposición no de ley en que insta al Gobierno a volver al sistema sanitario universal de antes del decreto de abril de 2012, una norma "impuesta por la mayoría del PP" y sin la consulta a los grupos parlamentarios ni al sector sanitario.

A juicio de Joseba Agirretxea, del PNV, que va a apoyar a la Izquierda Plural, la salud es un "derecho incuestionable y universal", y hay que derogar este decreto porque también ha demostrado no ser eficaz ni ahorrar dinero. "Como sociedad democrática avanzada, ¿qué ganamos sin mostrar asistencia sanitaria a quien lo necesita?", ha preguntado a la Cámara.

Mientras, Rosa Díez, de UPyD, también respalda la iniciativa porque ha perdido la cuenta del número de veces que se ha debatido y planteado la Cámara la derogación de este decreto. "El día que lo debatimos le dijimos a Mato que no creíamos en su maldad. (...) A la vista de las consecuencias creía que el Gobierno rectificaría y no, se empecina en mantenerlo. Ha hecho sino daño a los ciudadanos, a la universalización al SNS. Es un ataque mortal al SNS", ha lamentado.

Desde Compromís-Equo, Joan Baldoví, ha argumentado su voto a favor de la propuesta en su compromiso con las personas y la sanidad universal, al mismo tiempo que ha avisado de que esta norma atenta, entre otros puntos, contra la Carta social europea, y por ejemplo lleva a mujeres embarazadas y a niños a renunciar a la asistencia sanitaria pública. "Y el PP sigue impasible", ha apostillado.

Pedro Quevedo, de Nueva Canarias, ha señalado que va a apoyar esta iniciativa porque la sanidad es un "derecho conquistado", mientras que la diputada del BNG Rosana Pérez dice que sí va a respaldar la proposición no de ley porque cada vez son más las personas que acuden a las ONG en busca de ayuda porque se les ha privado del acceso a la sanidad pública. "Es un retroceso de más de tres décadas del acceso universal a la sanidad", ha precisado.

ENLACES RELACIONADOS:

Catorce partidos prometen derogar el 16/2012 (10/03/2015)