13 nov 2018 | Actualizado: 19:10

El PP pide a la Xunta que ponga en marcha un plan contra la obesidad infantil

Las encuestas señalan que entre un 12 y un 16 por ciento de los niños sufren esta enfermedad

Lunes, 18 de febrero de 2013, a las 12:05

Redacción. Santiago
El Grupo Parlamentario Popular de Galicia ha pedido a la Xunta que elabore y ponga en marcha un plan de lucha contra la obesidad infantil ante los “diversos estudios que estiman tanto la prevalencia del sobrepeso como de obesidad en la población infantil en Galicia siguen una tendencia claramente ascendente”.

Miguel Ángel Santalices.

Así lo ha demandado en una iniciativa parlamentaria en la que el diputado Miguel Santalices ha explicado que los resultados de varias encuestas estiman que “entre un 25 y un 30 por ciento de los niños gallegos sufren sobrepeso” y entre un “12 y un 16 por ciento obesidad”.

“Partiendo de estos datos y con las estrategias marcadas por la Organización Mundial de la Salud, la Unión Europea y el Gobierno del Estado, instamos al Gobierno gallego a que ponga en marcha un plan de lucha contra la obesidad infantil que garantice el mejor nivel de salud de nuestros niños”, ha indicado Santalices.

En este sentido, la proposición de ley presentada por el Grupo popular señala que la “obesidad es uno de los problemas de salud pública más graves del siglo XXI”, después de que “su prevalencia se haya triplicado en Europa en los últimos 30 años y siga aumentando”, especialmente, entre los más pequeños.

“Es en los niños y adolescentes en los que el problema se hace más grave ya que, de no tomar medidas, hay una alta probabilidad de que el niño obeso se convierta en un adulto obeso y, por lo tanto, tenga más probabilidades de padecer las a edades más tempranas enfermedades relacionadas con la obesidad, como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares”, ha señalado.

Por este motivo, el diputado popular ha considerado “indispensable” fomentar una alimentación saludable y promover la actividad física entre los niños gallegos, de forma que se consiga invertir la tendencia ascendente de la prevalencia de la obesidad.