17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

El PP cántabro no ve fácil llegar a un acuerdo con Castilla y León para atender a pacientes de Palencia y Burgos

Asegura que la restauración del acuerdo con País Vasco está “en vías de solución”

Martes, 05 de junio de 2012, a las 12:29

Eduardo Van den Eynde, diputado popular.

Redacción. Santander
El PP de Cantabria ha asegurado que la restauración de un acuerdo con el País Vasco para la atención de los pacientes de zonas limítrofes está “en vías de solución” pero ha advertido que no será “de un día para otro” pues, según ha recalcado, “no es fácil”, lo mismo que -ha dicho- no lo será firmar un convenio con Castilla y León para potenciar el Hospital Tres Mares de Reinosa y atender a pacientes de Palencia y Burgos.

Durante el debate de una proposición no de ley del PRC para instar al Gobierno regional a “culminar” dichos convenios y establecer otros con otras comunidades, que ha sido desechada, el portavoz Eduardo Van den Eynde ha culpado al anterior Gobierno regional de “levantar una verdadera frontera” sanitaria al permitir que el acuerdo con el País Vasco se rompiera con una actitud en la que, a su juicio, a la coalición (PRC-PSOE) “sólo le faltó pedir perdón” por el supuesto “abuso” a los recursos vascos y, a su juicio, no “hicieron valer” y defender la “bilateralidad” que existía en la atención.

Según ha señalado, con Castilla y León, la “situación es más complicada” al no existir una tradición “consolidada” entre ambas comunidades autónomas de acuerdos en materia de desviación de pacientes en hospitalización programada, como con el País Vasco.

Sin embargo, Van den Eynde ha asegurado que la consejera de Sanidad y Servicios Sociales, María José Sáenz de Buruaga, tiene “voluntad” de alcanzar un acuerdo con Castilla y León que permitiría dar, según ha dicho, una “alternativa viable” al Hospital Tres Mares de Reinosa, que, a su juicio, llegó “mal, tarde e infradotado”.

Aunque ha reconocido que este acuerdo permitiría poner “a pleno rendimiento” este hospital, el popular ha asegurado que en el actual contexto económico “no es fácil” que Castilla y León asuma el coste de firmar ese convenio para que en el Tres Mares pudieran ser atendidos pacientes del noroeste de Palencia y de Burgos.