Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:40

El Ministerio no ha tenido en cuenta ninguna de las sugerencias de Fenin a la hora de modificar el RD 16/2012

“Entendemos que algunos aspectos contravienen ciertas directivas europeas”

Miércoles, 16 de mayo de 2012, a las 19:08

Enrique Pita. Madrid
La corrección de errores del redactado del RD 16/2012 publicada el martes en el BOE continúa provocando reacciones. Desde la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) se advierte que ninguna de las sugerencias que había realizado al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se ha tenido en cuenta. “En su momento enviamos un escrito bastante extenso con comentarios y sugerencias, pero no se han incluido en estas modificaciones”, explica la directora técnica de la Federación, María Aláez, que entiende que lo que se ha hecho es cambiar aspectos de la redacción del Real Decreto, pero no se han hecho modificaciones de fondo en lo que afecta a las empresas del sector.

María Aláez.

De hecho, algunos de los puntos que han quedado sin tocar pueden suponer problemas para España. “Entendemos que algunos aspectos del RD incluso contravienen ciertas directivas europeas, como por ejemplo al decir que para comercializar un producto en el mercado español hay que tramitar la oferta cuando la directiva marca que lo único que hay que tener es el marcado CE y comunicar la comercialización del producto a la Agencia Española del Medicamento. Creo que esto sería impedir la libre circulación”, señala Aláez.

En cuanto a la cartera de servicios suplementaria, Fenin advirtió al Ministerio de Sanidad que no se pueden incluir ciertos productos ortoprotésicos en el copago que definen las medidas urgentes, y esto también ha quedado sin modificar, aunque bien es cierto que “el RD dice que la cartera de servicios se modificará más adelante, y quizá en ese momento se clarificará”. Así, Aláez remarca que ciertos implantes incluidos como productos ortoprotésicos no son de uso ambulatorio sino hospitalario.

Por otro lado, Aláez considera que hay que clarificar el aspecto de la financiación de los productos sanitarios, puesto que, explica, el RD marca que para obtener esa financiación hay que incluirlo en la prestación farmacéutica. “En nuestro escrito les hacíamos ver que los productos sanitarios financiados son también los que están incluidos en la prestación ortoprotésica o algunos que se emplean en la atención especializada”, por lo que el RD “provoca bastantes dudas”.