Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

El Hospital Nacional de Parapléjicos cuenta con un nuevo punto de Registro de Voluntades Anticipadas

Hasta ahora sus pacientes lo hacían a través del Servicio de Atención al Usuario

Lunes, 04 de junio de 2012, a las 12:50

Redacción. Toledo
El Hospital Nacional de Parapléjicos cuenta con un nuevo punto de Registro de Voluntades Anticipadas como cauce para ejercer el derecho de las personas a decidir sobre aquellas actuaciones sanitarias de las que pueden ser objeto en el futuro, en el supuesto de que llegue el momento en el que no tengan la capacidad para decidir por sí mismas.

Miguel Ángel Carrasco, gerente del Hospital Nacional de Parapléjicos.

Hasta ahora, los pacientes del centro de referencia nacional especializado en lesión medular realizaban la Declaración de Voluntades Anticipadas, o Testamento Vital, a través del Servicio de Atención al Usuario, que a su vez las hacía llegar a los Servicios Periféricos de Sanidad y Asuntos Sociales para su registro, ha informado la Junta en nota de prensa.

Ahora, la gestión del nuevo punto de Registro de Voluntades Anticipadas corresponde a la dirección del propio centro, que lo ha dotado de los medios personales y materiales necesarios para garantizar su adecuado funcionamiento. Está situado en el Servicio de Atención al Usuario del hospital.

La normativa vigente en la región especifica que el registro es único en Castilla-La Mancha, pero dispone de distintos puntos para depositar este documento y así facilitar a los ciudadanos que puedan dejar constancia de la atención sanitaria en cuanto a cuidados y tratamientos que prefieren recibir en caso de perder la capacidad de expresar su voluntad.

La declaración de Voluntades Anticipadas permite nombrar a un representante para que ayude a interpretar las instrucciones contenidas en la misma, así como si desea manifestar la voluntad de donar los órganos. El usuario tiene que recordar que esta herramienta sólo se tendrá en cuenta en caso de que no pudiera expresar personalmente su voluntad.