15 dic 2018 | Actualizado: 10:00

El Gobierno refuerza con 5.400 millones el plan de pago a proveedores

Más de 3.600 millones de euros irán destinados a que las comunidades paguen sus ‘facturas en el cajón’

vie 25 octubre 2013. 15.26H

Redacción. Madrid
El Consejo de Ministros ha aprobado un crédito extraordinario para dotar con 5.400 millones de euros la nueva fase del plan de pago a proveedores y para amortizar anticipadamente 11.900 millones del fondo y ahorrar el pago de más de 900 millones en intereses, confirmando la intención adelantada por el Gobierno hace unas semanas. Según las últimas cifras de la industria, las comunidades deben 4.100 millones de euros a las farmacéuticas y 2.500 millones a los proveedores de tecnología sanitaria.

José Manuel García-Margallo, Soraya Sáenz de Santamaría y Alberto Ruiz-Gallardón.

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el reparto del nuevo plan de pago. Un total de 3.600 millones se dedicarán a las comunidades autónomas y los otros 1.800 millones, a entidades locales, con el objetivo de que salden todas sus deudas con proveedores.

La nueva fase del plan está ya en marcha; los proveedores están remitiendo sus facturas, que deben ser reconocidas y validadas para que todos ellos empiecen a cobrar en unas semanas. Este nuevo plan debe servir, según las intenciones del Gobierno, para terminar además con las facturas impagadas, 'en el cajón', ante la inminente implantación de la factura electrónica y el registro único de facturas.

Amortización

Por otro lado, el Gobierno ha confirmado este viernes lo que anunció hace unas semanas: la posibilidad de amortizar anticipadamente parte del dinero del fondo creado para afrontar el pago a proveedores, aprovechando las ventajas del mercado. El objetivo, ahorrar más de 900 millones de euros.

El crédito extraordinario para este fin asciende a 11.900 millones de euros, para la cancelación anticipada del crédito sindicado que se firmó en mayo del año pasado para financiar el fondo de pago a proveedores y, así, abaratar el coste que este préstamo tiene para las arcas públicas.