Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El Gobierno Foral invierte 408.000 euros para la vacunación contra la gripe

La protección en mujeres embarazadas será fundamental

Viernes, 11 de octubre de 2013, a las 16:42

Redacción. Pamplona
La directora general de Salud, Cristina Ibarrola, y la directora del Instituto de Salud Pública y Laboral, Marisol Aranguren han presentado este viernes en rueda de prensa las cantidades que va a aportar el gobierno navarro para la vacunación contra la gripe. Este año se han adquirido 120.000 dosis, misma cantidad que el pasado año, y el gasto total ha sido de 408.000 euros, 3,40 euros por dosis, incidiendo en la importancia de la vacunación de embarazas y personal sanitario.

Ambas han explicado que la vacunación antigripal tiene como fin "reducir la mortalidad y morbilidad asociada a la gripe y el impacto de la enfermedad en la población" y han destacado que, aunque la vacuna "no evita el 100 por ciento de los casos, como ninguna", la misma es "realmente eficaz".

Cristina Ibarrola.

En este sentido, Cristina Ibarrola ha resaltado que "la gripe en vacunados con respecto a no vacunados baja de forma relevante" y que "la efectividad de la vacuna en gente a la que se le ha dispensado es del 65 por ciento". Además, ha subrayado, que "aunque aparezca la gripe a personas vacunadas suele ser de menor gravedad".

Según ha detallado, se calcula que la vacunación evitó el pasado año, aproximadamente, 700 consultas de atención primaria en personas con factores de riesgo, 44 hospitalizaciones y seis ingresos en unidades de cuidados intensivos. Se estima que por cada 290 dosis de vacuna administradas a mayores de 65 años se previene una muerte.

En concreto, la campaña de vacunación contra la gripe, ha explicado Marisol Aranguren, está dirigida fundamentalmente a proteger a tres grupos de población: personas que tienen un mayor riesgo de presentar complicaciones en caso de padecer la gripe, quienes puedan transmitir la enfermedad a personas de riesgo, y trabajadores que, por su ocupación, proporcionan servicios esenciales a la comunidad.

En el grupo de personas que tienen un alto riesgo de padecer complicaciones se incluyen mayores de 60 años; adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares o pulmonares o que hayan precisado seguimiento médico periódico u hospitalización en el año precedente por enfermedades metabólicas crónicas (incluyendo diabetes mellitus), insuficiencia renal, obesidad mórbida, hemoglobinopatías o inmunosupresión (incluyendo la originada por fármacos); implante coclear; y personas de cualquier edad internadas en residencias.

En este grupo se incluyen también los niños de más de seis meses o con asma; así como niños y adolescentes (de 6 meses a 18 años), que estén en tratamiento prolongado con aspirina.

Por su parte, el grupo que puede transmitir la gripe a otras personas está integrado por personal médico, personal de enfermería y otro personal intra y extrahospitalario que atiendan a personas de alto riesgo (ancianos, transplantados, personas con sida); personal empleado en asilos o en centros de cuidados de crónicos que tienen contacto directo con los residentes; personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo; y convivientes en el hogar, incluidos niños y niñas, de personas de alto riesgo.

El último grupo, el de personas que trabajan en servicios públicos especiales, está integrado por fuerzas de seguridad, bomberos, servicios de protección civil y maestros. Asimismo, se recomienda la vacunación a personas que trabajan en granjas de aves y a aquellos que trabajan en control y erradicación de brotes.

Mujeres embarazadas

Este año la campaña de vacunación antigripal tiene como objetivos especiales "mejorar las coberturas de la vacunación en las mujeres embarazadas y en los profesionales sanitarios". Precisamente con motivo del comienzo de la campaña, los Servicios de Medicina Preventiva, Medicina Interna y Ginecología del Complejo Hospitalario de Navarra se han reunido para consensuar unas normas de recomendación a las gestantes, tanto en lo referente a la prevención como al control y tratamiento de las que contraigan la gripe.

Las conclusiones son recomendar la vacunación a todas las gestantes, independientemente de la edad gestacional; a aquellas mujeres que hayan sufrido un aborto en estas fechas y a aquellas que van a buscar la gestación; y a puérperas a partir de las dos semanas del parto.

Estas recomendaciones, ha detallado la directora general de Salud, están basadas en la evidencia de que la vacunación no tiene ningún efecto adverso en el embarazo y que, en cambio, la infección por virus de la gripe produce un incremento de aborto en primer trimestre (no malformaciones) y aumento también de partos prematuros.

La campaña del año pasado

En relación con la campaña del pasado año, la directora general de Salud ha detallado que se administraron 113.367 dosis de vacuna, con una cobertura media del 17,59 por ciento. Según las dosis registradas en la red pública de Atención Primaria, la cobertura en mayores de 65 años fue del 57 por ciento, y en la población de entre 60 y 64 años, del 25 por ciento.

Además, la pasada temporada la incidencia de la enfermedad fue de 13.130 casos (21 casos por 1.000 habitantes), muy similar a las dos temporadas anteriores, considerándose de intensidad media. Los niños entre 5 y 14 años fueron el colectivo más afectado. En el resto de grupos de edad, la incidencia fue similar o descendió respecto a la temporada 2011-12.

Vacunación en los centros de salud

La vacunación contra la gripe se llevará a cabo en los centros de salud y en los lugares que acogen a personas incluidas en la campaña: centros sanitarios (hospitales públicos y privados), residencias de tercera edad, fuerzas de seguridad, bomberos, protección civil, así como en empresas.

Asimismo, además de la antigripal, se facilitará la vacuna neumocócica, que sólo se dispensa una vez en la vida, a las personas mayores de 65 años y a pacientes de riesgo que no la hayan recibido previamente.