19 nov 2018 | Actualizado: 17:00
Miércoles, 09 de diciembre de 2015, a las 15:19
Redacción. Vitoria
El Gobierno vasco ha aprobado una partida de 7,1 millones de euros, ampliables en función de las necesidades, para compensar a personas con escasos recursos económicos afectadas por el encarecimiento de los medicamentos, derivado del nuevo sistema de copago impulsado en 2012 por el Ejecutivo central.

Jon Darpón.

De esta forma, País Vasco se convierte, por tercer año consecutivo, “en la única comunidad autónoma que ofrece estas ayudas”, según ha recordado el consejero de Salud, Jon Darpón, que ha reafirmado el compromiso del Ejecutivo autonómico con la "equidad" en el acceso a los tratamientos médicos.

Esta partida, dotada con 7,1 millones de euros, servirá para atender a las solicitudes de estas ayudas que se reciban en 2016, que podrán presentarse a partir del 1 de febrero del próximo año. Este jueves, 10 de diciembre, finaliza el plazo de solicitud para las ayudas de este año, en el que según las previsiones del Departamento de Salud, se recibirán más de 105.000 peticiones.

La media de devolución por persona ronda los 30 euros, pero también hay casos en los que la devolución asciende hasta casi 400 euros. El consejero ha explicado que, precisamente, la escasa cuantía media de las devoluciones es el motivo que lleva a buena parte de los potenciales beneficiarios a no solicitar estas compensaciones

A partir del 1 de febrero de 2016, nuevamente, las personas pensionistas con ingresos menores a 18.000 euros, los desempleados sin prestación económica y las personas inmigrantes sin recursos económicos podrán solicitar las prestaciones correspondientes al próximo año.

Para ello, lo único que debe hacer la persona solicitante, bien acudiendo a su centro de salud o ambulatorio, o a través de internet,  es rellenar un formulario con los datos necesarios. Existen dos tipos de solicitudes: ordinarias y simplificadas. Estas últimas son las más habituales y no requieren de ningún tipo de justificante.