14 nov 2018 | Actualizado: 18:45
Jueves, 22 de noviembre de 2012, a las 12:27

Redacción. Toledo
El delegado de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en Albacete, Javier Cuenca, dentro de la ronda de contactos que está manteniendo con diferentes colectivos de la ciudad, ha mantenido un encuentro con la presidenta del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Albacete, María Rosa López-Torres, y con su secretario, José Javier Martínez Morcillo, para conocer de primera mano las principales inquietudes y reivindicaciones de este colectivo.

Javier Cuenca, delegado de la Junta en Albacete

Durante la reunión, Javier Cuenca se ha hecho eco de la propuesta planteada por los farmacéuticos de Castilla-La Mancha, en la que solicitan a la Junta la modificación de la actual regulación de las farmacias con el objetivo de flexibilizar y optimizar las guardias y los horarios dependiendo de la dispensación, sobre todo en el medio rural, para evitar así que el sistema farmacéutico desaparezca en los pequeños núcleos rurales de la región.

En este sentido, según ha informado la Junta, el delegado provincial ha asegurado que "el Gobierno de Castilla-La Mancha adoptará las medidas que sean necesarias para evitar que los farmacéuticos abandonen el medio rural", al considerar que "el papel que desempeñan los farmacéuticos rurales, es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento del sistema sanitario en nuestra región".

Por este motivo, Cuenca se ha comprometido a trasladar la propuesta al Ejecutivo castellano-manchego para su estudio y posterior resolución, convencido de que "la decisión que adopte la Junta, será sin lugar a dudas la más favorable tanto para los farmacéuticos, como para el resto de la sociedad de Castilla-La Mancha".