Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 09:50

El éxito escolar y el paro, determinantes para aumentar los recursos a los ambulatorios

El objetivo es diseñar un “mapa de necesidades” para “atacar las desigualdades”

Jueves, 25 de febrero de 2016, a las 20:18
Redacción. Barcelona
La Consejería de Salud introducirá nuevos criterios socioeconómicos, como la tasa de éxito escolar y de paro -englobadas en el indicador Medea- y el indicador de farmacia gratuita, en la asignación de recursos de los ambulatorios catalanes con el fin de "atacar las desigualdades" en este ámbito.

Antoni Comín.

En atención a los medios ante el centro de atención primaria (CAP) de La Mina, el consejero de Salud, Antoni Comín, ha explicado que ha encargado a Aquas un informe para antes de verano que diseñe un "mapa de necesidades" que permita redistribuir o aumentar recursos de forma más eficaz.

Una vez se haya elaborado el informe con los nuevos indicadores socioeconómicos, el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) "repensará la organización de los recursos de primaria para que cumplan el principio de 'a igual necesidad, igual recursos", ha asegurado.

Según ha dicho, se intentarán combinar dos tipos de soluciones que son el incremento de recursos y la redistribución de los recursos existentes, una decisión que no se tomará hasta que no se cuente con toda la información técnica sobre la mesa.

Hasta ahora se tenía en cuenta el envejecimiento, la población y la renta

Actualmente se tienen en cuenta los elementos de población, envejecimiento, distribución y renta media de la zona, pero Comín quiere profundizar en estos criterios porque, según ha subrayado, es "una evidencia científica" que las necesidades en salud son mayores en las zonas más desfavorecidas.

"Es un camino que ya está iniciado pero entendemos que se debe ir más lejos y profundizar", ha sostenido Comín, quien ha puesto como ejemplo el CAP de la Mina, que atiende a 16.000 personas, mientras que un ambulatorio estándar tiene una población asignada de 30.000 personas.