Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

El coordinador del Plan de Salud Mental pide su modificación

Joan Salvá reclama recursos para el trastorno mental crónico, entre otras partidas

Miércoles, 23 de mayo de 2012, a las 19:55

Redacción. Palma de Mallorca
El Plan Estratégico de Salud Mental "no se adapta a la actualidad", según ha explicado el coordinador autonómico de Salud Mental de Baleares, Joan Salvà, quien ha trasladado a todos los grupos del Parlamento la necesidad de "rehacerlo", debido a que el vigente no tiene en cuenta la "realidad económica" y, por eso, se deben "restablecer las prioridades".

Imagen de la Comisión de Salud.

En la Comisión de Salud que ha tenido lugar este miércoles, Salvà ha dejado patente que se debe dar preferencia a los recursos sociosanitarios en esta materia y a la potenciación de la salud mental infanto-juvenil. En concreto, Salvà ha explicado que los recursos tendrían que destinarse a la rehabilitación de los trastornos mentales crónicos, a los centros de día, a la inserción laboral e incluso en temas residenciales como serían los pisos tutelados. Además, ha matizado que si se invierte en el diagnóstico y tratamiento precoz de los menores, "a la larga supone que haya menos personas adultas con discapacidad y con problemas de salud mental", por lo que "a largo plazo es un ahorro de dinero, en materia social y sanitaria".

Afectada el 18 por ciento de la población balear

Como parte del panorama de la salud mental, Salvà ha recordado que el 18 por ciento de la población balear sufre problemas mentales y que se gastan 41 millones de euros en psicofármacos, según datos de 2011. Además, ha destacado que "los pisos tutelados boicotean el sistema sanitario desde dentro porque sus usuarios no quieren pagar algo que antes tenían gratis" y ha sugerido que esa fórmula debería cambiarse. El psiquiatra ha señalado que el siguiente paso debe ser que se establezcan contactos con todos los sectores implicados para que, a partir de ahí, saliera "algún tipo de resolución" que marcase "las líneas que se deben seguir en los próximos años". En este sentido, ha dicho que tendría que haber consenso entre los grupos políticos para que los acuerdos tengan "continuidad", pero "sobre todo, sería un éxito si las propuestas del Parlament se llevan a la práctica a través de los presupuestos".