Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Viernes, 28 de febrero de 2014, a las 11:50

Fernando Redondo, presidente de FEFE, y Luis Álvarez, responsable de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras (CCOO).

Eduardo Ortega Socorro. Madrid
‘Habemus’ nuevo convenio colectivo de oficinas de farmacia, o al menos así parece. El árbitro designado por el Sistema Interprovincial de Mediación y Arbitraje (SIMA), Tomás Sala, ya ha enviado la primera versión del convenio que regirá a las boticas hasta fin de 2016, aunque está sujeto a posibles cambios.

En el documento, al que ha tenido acceso Redacción Médica, destaca que finalmente las subidas salariales, respecto a las tablas de 2010, serán del 1,5 por ciento en 2014, del 2 en 2015 y de entre el 3 y 4 por ciento en 2016, dependiendo de la subida del PIB nacional.

Respecto a la jornada laboral, se incrementa cada año en siete horas, un “pequeño palo” para el bando sindical, explica Luis Álvarez, responsable de Negociación Colectiva de la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras (CCOO), dado que tanto en esta cuestión, como en la de las subidas salariales, se respondido más a las reclamaciones de la patronal.

Por otro lado, lo cierto también ha habido ‘zanahoria’ sindical: el convenio, que caducaría a finales de 2016 (también una de las peticiones de los trabajadores), va a mantener su ultraactividad hasta que se pacte uno nuevo. De hecho, “dicha ultraactividad determina que cada año tendrán que subir un 2 por ciento los salarios”, si se mantiene un mínimo de ascenso del 1 por ciento del PIB anual.

Además, ambos partes, patronal y sindicatos, están llamados a comenzar las negociaciones para un nuevo convenio colectivo el 1 de julio de 2016.

Para Álvarez, se trata de un documento que tiene “sus cosas positivas y negativas”, y reconoce que parece que el árbitro ha sido bastante ecuánime en su decisión.

El 5 de marzo las partes están llamadas a sentarse con Sala para conocer y firmar la que será la versión final del convenio colectivo de oficinas de farmacia, que será de obligado cumplimiento.

Estabilidad

Por otro lado, las patronales consideran que el nuevo convenio colectivo aportará estabilidad al sector y pondrá fin a un período complicado.

Sin embargo, tanto la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE) como la Federación Nacional de Oficinas de Farmacia (Fenofar), en un co0municado piden prudencia, pues el árbitro puede introducir cambios en lo que es un borrador y no un texto definitivo.

ENLACES RELACIONADOS:

La “incapacidad para negociar” fulmina el convenio colectivo de farmacias (10/02/2014)