19 nov 2018 | Actualizado: 18:10

El Colegio de Toledo se contradice ante la falta grave de su secretario

La corporación provincial que preside Rodríguez Padial considera ahora que es algo “personal” que atañe Juan José García Cruz y no a la institución a la que representa

Martes, 21 de abril de 2015, a las 11:24
Redacción. Toledo
El Colegio de Médicos de Toledo no tiene opinión oficial acerca de la sanción que la Gerencia de Coordinación e Inspección del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha incoado a Juan José García Cruz, secretario de esta corporación colegial.

Juan José García Cruz.

Así ha respondido el órgano de representación profesional ante la consulta realizada por Redacción Médica, después de que este diario hiciera público este domingo que García Cruz ha sido suspendido de empleo y sueldo cinco días por una falta grave tipificada en el artículo 72.3.d) del Estatuto Marco del Personal Estatutario del Sistema de Salud, que hace referencia a la "grave desconsideración con los superiores, compañeros, subordinados o usuarios".

Este posicionamiento del Colegio de Médicos de Toledo contrasta con el que adoptó la corporación hace ahora casi un año, cuando salió en defensa del propio García Cruz ante la denuncia de más de una veintena de compañeros del Hospital Virgen de la Salud. Entonces, el Colegio de Médicos de Toledo dijo que se trataba de “posiciones minoritarias” y mostró su apoyo al secretario bajo la rúbrica del presidente Luis Rodríguez Padial y el vicesecretario Francisco Matador.

Varias denuncias

Hay que recordar que la denuncia por la que ha sido sancionado García Cruz (cursada por cuatro facultativos especialistas de área del Virgen de la Salud en 2014) no es la primera. Meses atrás una veintena de profesionales se acogían al artículo 8.3 de la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (LOPS) para no tener que trabajar con García Cruz. “Todo profesional que intervenga en el proceso debe comportarse de tal manera que no ponga en peligro ni importune a ningún miembro del equipo por encima de lo necesario”, reza esta parte del articulado de la norma citada, y los firmantes del escrito señalaron que el secretario general del Colegio de Médicos de Toledo lo vulneraba “reiteradamente”, por lo que solicitaron “que cualquier llamada urgente o asistencia a quirófano programado del Servicio de Ginecología y Obstetricia sea atendida por otro especialista de este Servicio”. Fue entonces cuando el Colegio de Médicos de Toledo se refirió a esta veintena de profesionales como “posiciones minoritarias”.



ENLACES RELACIONADOS:

García Cruz, suspendido de empleo por una falta grave (19/04/2015)

El secretario del Colegio de Toledo la vuelve a liar (03/02/2015)

El secretario del Colegio de Médicos de Toledo, vetado por 21 compañeros de hospital (15/05/2014)