Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El Colegio de Médicos aborda la responsabilidad del facultativo en la prescripción de derivados opiáceos

Han analizado los efectos secundarios que pueden tener algunos medicamentos en casos de accidentes de tráfico

Lunes, 12 de noviembre de 2012, a las 23:38

Redacción. Santander
El Colegio de Médicos de Cantabria ha abordado la responsabilidad del facultativo en la  prescripción de derivados opiáceos en los distintos órdenes jurisdiccionales penal, civil y contencioso-administrativo durante la Jornada Médico-Legal que ha organizado que ha contado con la presencia del presidente de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, Rafael Losada Armadá.

De izquierda a derecha, Rafael Losada, presidente de la sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria; Tomás Cobo, presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Susana Traseira,  directora médica del laboratorio Mundipharma y Lorenzo Barez  Gómez, Comandante Jefe del sector de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria.

Losada ha presentado las novedades en la doctrina jurisprudencial sobre el consentimiento informado en general, STC de 37/2011 de 28 de marzo y  ha hablado sobre el consentimiento informado en el ámbito farmacéutico.

Por su parte, Susana Traseira, directora médica del laboratorio Mundipharma, ha dado una visión de la industria farmacéutica, y ha hablado de cómo la responsabilidad legal del médico en la prescripción de opioides es consecuencia de una obligación ética mucho más relevante, la de aliviar el sufrimiento de sus pacientes.

Traseira ha recordado que en un país en el que seis millones de ciudadanos padecen dolor crónico, la responsabilidad conjunta del legislador, el médico y el paciente, ha hecho posible el desarrollo de una normativa excepcionalmente estricta en la prescripción, distribución y acceso a los fármacos opioides, que permite al médico tratar a quienes lo necesitan con los analgésicos más potentes que existen, y al paciente beneficiarse del alivio de dolor que estos medicamentos ofrecen.