14 nov 2018 | Actualizado: 10:10

Hallado un nuevo método para cuantificar la perfusión cardiaca

Por medio del tiempo de saturación en la resonancia magnética

Martes, 24 de febrero de 2015, a las 13:56
Redacción. Madrid

Borja Ibáñez.

El Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y Philips han desarrollado un método para mejorar la evaluación de la perfusión miorcárdica a partir de la resonancia magnética, prueba que hasta ahora requiere de dos inyecciones de contraste para su ejecución que, con la nueva técnica, quedaría reducida a una sola.

Según han apuntado fuentes de la compañía tecnológica, la adquisición de una imagen con tiempo de saturación corto permite evaluar los cambios de la señal de resonancia magnética en las arterias incluso en casos con altas concentraciones de contraste, pero el tiempo de saturación más largo permite estudiar la captación por el músculo cardiaco de forma adecuada.

El equipo investigador de Philips Ibérica y del CNIC han validado este método en modelos animales. Para el paciente, esta nueva técnica supondrá menor dosis de contraste gracias a la utilización de la tecnología inocua de la resonancia magnética. Para el profesional, se simplifica y agiliza la práctica clínica.

Según ha señalado el cardiólogo Borja Ibáñez, investigador senior del trabajo por parte del CNIC, “este estudio representa un gran avance para implementar protocolos de cuantificación de perfusión en la práctica clínica”. “En la actualidad –ha proseguido– no se cuantifica de manera rutinaria por dificultades técnicas, y, con este nuevo método, muchos pacientes se beneficiarán de esta evaluación. La afectación de la perfusión por problemas microcirculatorios es común en múltiples patologías y su cuantificación tendrá implicaciones diagnósticas y pronósticas”.