Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:55

El ‘Aplicador Valencia’ triunfa en 100 hospitales

Un centenar de hospitales de todo el mundo ya han incorporado en su cartera de servicios el sistema

Sábado, 30 de enero de 2016, a las 15:30
Redacción. Madrid
Un centenar de hospitales de todo el mundo ya han incorporado en su cartera de servicios el sistema 'Aplicador Valencia' desarrollado en 2008 por el Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Universitario y Politécnico La Fe de Valencia.
De entre estos centros sanitarios, el 90 por ciento se encuentran en Estados Unidos, como el Centro contra el Cáncer Anderson de Houston y el Hospital Roca Ratón de Florida, según ha informado la Generalitat.

José Pérez Calatayud, jefe de la Unidad de Radiofísica en Radioterapia del Hospital La Fe.

El ‘Aplicador Valencia’ se utiliza para tratar mediante braquiterapia de Alta Tasa a pacientes con cánceres de piel no melanoma, fundamentalmente de tipo basocelular. Los carcinomas basocelulares detectados precozmente son lesiones de la piel poco profundas y pequeñas, localizadas sobre todo en rostro, cuello y manos, por ser zonas más expuestas al sol, y en menor medida en tronco y extremidades.

Se trata de lesiones distintas al melanoma, pues no provocan metástasis. Afectan sobre todo a mayores de 50 años, de piel clara y que han estado expuestas durante tiempo a la radiación solar. En los últimos estudios clínicos realizados sobre el ‘Aplicador Valencia’ se evidencia que cerca del cien por cien de los casos las lesiones de los pacientes han desaparecido con excelentes resultados cosméticos, según el comunicado.

Con estos buenos resultados, el ‘Aplicador Valencia’ ha logrado posicionarse mundialmente como uno de los sistemas más demandados en tratamiento de cáncer de piel.

De entre sus ventajas, este método permite que los pacientes sólo acudan a seis o siete sesiones de pocos minutos, dos veces por semana, y la lesión desaparece. Gracias a este instrumento, que se acopla a la unidad de Alta Tasa, se administra de forma homogénea la dosis, únicamente en la superficie lesionada, de modo que la eficiencia del tratamiento es mayor.

En este sentido, el beneficio para los pacientes es mucho más elevado que el tratamiento de braquiterapia convencional, ya que la radiación está mucho más localizada. Además, es sustitutivo de la cirugía en determinados casos, como en pacientes que no deben someterse a cirugía o tienen contraindicaciones. Asimismo, se evita la repetición de análisis clínicos, citas con los especialistas, el paso por el quirófano y las posibles cicatrices posteriores, lo que conlleva, también, a un beneficio estético para el paciente.

Recientemente, la prestigiosa Asociación American Society Brachyterapy (ABS) ha contado para una de sus últimas publicaciones sobre recomendaciones de tratamiento de cáncer de piel con braquiterapia con el jefe de la Unidad de Radiofísica en Radioterapia del Hospital La Fe, José Pérez Calatayud.

Desde la Generalitat se ha destacado que Pérez Calatayud fue elegido por la Organización Internacional de Sociedades de Física Medica (IOMP International Organizations on Medical Physics), en 2013, como uno de los 50 Físicos Médicos más relevantes del mundo en los últimos 50 años.

ENLACES RELACIONADOS:


La FE y el General de Alicante participan en tres trasplantes renales cruzados (09/12/15)

La Fe retransmite una cirugía de aparato digestivo en 3D en un curso para residentes (04/12/15)