Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:15

El 70 por ciento de las instrucciones previas incluyen la donación de órganos

La edad media de las personas que registran el documento es de 61 años

Lunes, 29 de junio de 2015, a las 15:22
Redacción. Logroño
El consejero de Salud y Servicios Sociales, José Ignacio Nieto, y la directora general de Asistencia, Prestaciones y Farmacia, Carmen Sáenz, han informado de la evolución del registro de  Instrucciones Previas, en donde los riojanos pueden inscribir su testamento vital desde que se pusiera en marcha en 2006.

José Ignacio Nieto y Carmen Sáenz.

Este documento contiene la declaración escrita de aquellas personas que expresan su voluntad de participar en las actuaciones sanitarias que afecten a su salud ante una situación terminal, o una situación de inconsciencia permanente o mínima consciencia, cuando no tengan capacidad de decidir por sí mismos, así como sobre el destino de sus órganos o de su propio cuerpo una vez producido el fallecimiento.

El documento también contempla la posibilidad de nombrar uno o varios representantes para que actúen como interlocutores con el médico y procuren el cumplimiento de las Instrucciones Previas.

El año pasado, en el Registro de Instrucciones Previas se inscribieron 229 nuevos testamentos vitales. La edad media de las personas que registran el documento es de 61 años. Del total de documentos, un 64 por ciento se corresponden a mujeres frente al 36 por ciento de hombres. Asimismo, hay que destacar que casi el 89 por ciento de las personas que han decidido llevar a cabo este trámite ha optado por otorgarlo ante la persona encargada del Registro de Instrucciones Previas; un 4 por ciento ha elegido otorgarlo ante tres testigos y el 7 por ciento lo ha hecho ante notario.

En un 69 por ciento de los documentos inscritos se contempla la decisión de los ciudadanos por donar sus órganos. Las cifras constatan la generosidad y el altruismo de los riojanos y consolidan la opción de convertirse en donantes como una realidad cada vez más común