21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Echániz y Ruiz coinciden en que las reformas darán resultado en el futuro

Han apostado por un sistema en el que la atención a pacientes crónicos tenga mayor peso que en la actualidad

Jueves, 31 de enero de 2013, a las 19:38

Enrique Pita / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
Los consejeros de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz, y de Salud de Cataluña, Boi Ruiz, han sido los encargados de clausurar la jornada ‘Gestión sanitaria en tiempos de crisis: Nuevos actores, nuevas estrategias’ organizada por Antares Consulting. Tanto uno como otro han hecho un repaso a algunas de las medidas adoptadas desde que fueron designados para sus cargos y han confiado en que estas reformas darán resultado en el futuro.

De izquierda a derecha, el consejero catalán de Salud, Boi Ruiz; el presidente de Antares Consulting, Eduard Portella, y el consejero de Sanidad y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha, José Ignacio Echániz.

“La realidad cambiante nos está obligando a adaptarnos permanentemente a los nuevos escenarios”, ha comenzado Echániz, que ha puesto sobre la mesa la necesidad de hacer una gestión “seria y rigurosa” para resolver los problemas más acuciantes, lo que ha obligado a adoptar reformas estructurales tanto a nivel nacional como en Castilla-La Mancha. La situación es “una enorme oportunidad para hacer una sanidad más eficiente”, ha señalado, y ha apostado por la entrada en el juego de nuevos actores y nuevos modelos de gestión entre los que destaca la colaboración público-privada. Una colaboración que en su región se ha convertido en una apuesta para la sostenibilidad del sistema y que se harán realidad con la gestión privada de varios hospitales públicos.

Por su parte, el consejero catalán ha coincidido en la necesidad del cambio estructural del sistema, del que ha dicho que sería igual de necesario aunque la situación económica fuera distinta. En todo caso, ha recalcado que el caso catalán es distinto, porque la colaboración del sector público con el sector privado procede de los años 30 del siglo XX. “España tiene un modelo sanitario de éxito para dar respuesta a las enfermedades; hemos conseguido retrasar los efectos letales de algunas enfermedades y las hemos convertido en crónicas”, ha explicado, pero eso ha conllevado un cambio en las necesidades de los pacientes. Así, Ruiz ha afirmado que “necesitamos un sistema asistencial más activo”, que apueste más por prevenir. “El mayor éxito no es ser la comunidad que más trasplantes hace, sino en no tener que hacer trasplantes”, ha asegurado, porque no son necesarios.
 

José Ignacio Echániz.

Boi Ruiz.

En este sentido. Echániz ha apuntado a la integración, bajo el paraguas de una misma gerencia, de la atención primaria y la especializada, pero dando un paso más allá, y dotándolas de las competencias en la gestión de los aspectos sociosanitarios, lo que permitiría “un abanico mucho más amplio para atender a los ciudadanos”. Esta integración “busca dar solución a las nuevas necesidades de la población y a los nuevos perfiles de los pacientes, enfermos crónicos pluripatológicos, que necesitan una asistencia más transversal”.
 

De izquierda a derecha: el director general de Medtronic, Javier Colás; la directora de Antares Consulting, Elena de Mingo; Alberto Rubio, Market Access Manager de AstraZeneca, y Joan Barrubés, consultor de Antares Consulting.

 

De izquierda a derecha: Concepció Tarruella, portavoz de Sanidad de CiU en el Congreso de los Diputados; el consejero Boi Ruiz; el director comercial de Philips Healthcare, Ignacio López, y el director del Área de Salud del Grupo Eulen, Albino Navarro.