Consta de pruebas que miden la magnitud de las capacidades pulmonares



10 oct 2012. 23.27H
SE LEE EN 1 minuto

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
La Consejería de Sanidad, a través de la gerencia de Atención Primaria de Gran Canaria, ha incorporado la espirometría a diez zonas básicas de salud para que, a través de sus centros de salud, se pueda diagnosticar y hacer seguimiento de patologías respiratorias.

Elisabeth Hernández, gerente de Atención Primaria de Canarias.

Así, las zonas a las que se les ha dotado de espirómetros durante este año son las de Cuevas Torres, Guanarteme, Puerto, Guía, Gáldar, Cono Sur, Aguimes, Santa Brígida, Schamann y Alcaravaneras, según informó el Gobierno canario en nota de prensa. De todos modos, desde 2007, se realizaban espirometrías en las zonas algunos puntos de la isla.

En cuanto a la técnica de la espirometría consta de una serie de pruebas respiratorias sencillas, que bajo circunstancias controladas en las que se miden la magnitud absoluta de las capacidades, volúmenes pulmonares y la rapidez con que éstos pueden ser movilizados (flujos aéreos).

Posteriormente, los resultados se representan en forma numérica fundamentados en cálculos sencillos y en forma de impresión gráfica. Esta técnica está considerada, como prueba funcional, de “gran utilidad” para el diagnóstico y seguimiento de distintas patologías respiratorias. Requiere de una preparación previa del usuario y, tras ser diagnosticada por el médico de cabecera, es llevada a cabo por profesionales de enfermería.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.