Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:00

Bengoa apuesta por un modelo organizativo que permita ampliar la cobertura de vacunas

Propone evitar “paternalismos” y “facilitar a los ciudadanos fuentes fiables en Internet para evitar la desinformación”

Jueves, 23 de junio de 2011, a las 16:27

Rafael Bengoa.

Redacción. Santander
El consejero de Sanidad y Consumo del Gobierno Vasco, Rafael Bengoa, apuesta por un nuevo modelo organizativo basado en la estratificación de pacientes que permitirá alcanzar mayores coberturas vacunales, según ha destacado durante el curso de verano “Vacunas para el siglo XXI” de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en colaboración con el Grupo de Estudio de Vacunación en el Adulto (Gesva).

Según el profesor Ramón Cisterna, director del curso y coordinador del Gesva, la vacunación se verá beneficiada con este tipo de modelo porque permitirá incidir sobre las personas con patologías crónicas. Actualmente menos del 40 por ciento de los pacientes con cardiopatías se vacuna frente a la gripe. Ante la vacunación, el consejero propone tratar a la población “sin paternalismos” y “facilitarles fuentes fiables en Internet para evitar la desinformación”.

A nivel internacional se reconoce que la existencia de diferentes calendarios vacunales en un mismo país, e incluso entre países, genera desconfianza en la sociedad en relación a la importancia de las vacunas.
En línea con la política que está realizando en el País Vasco, Rafael Bengoa ha señalado la necesidad de hacer modificaciones organizativas y de gestión sanitaria hacia modelos más exigentes y en los que “la salud pública y el servicio asistencial deben ir juntos”.

Así, apuesta primero por estratificar al paciente en función del riesgo e identificar la atención que precisa, para a partir de ahí ofrecerles “continuidad” de cuidados y recordatorios de medidas preventivas, mantener el contacto con el paciente cuando no está físicamente en una institución sanitaria a través de diferentes herramientas, y formarles de forma que el paciente sea activo y gestione su enfermedad. “Actualmente dependemos de que el adulto quiera volver al sistema sanitario, mientras que con este modelo les tenemos en el radar para hacer una asistencia proactiva”, ha asegurado.

En la aplicación de este modelo a la vacunación, Rafael Bengoa ha subrayado que “quienes llevan a cabo un modelo del siglo XXI, consiguen mejores coberturas vacunales”, haciendo alusión a la experiencia de diferentes organizaciones de Estados Unidos.

Un calendario vacunal único

En esta línea, otro de los puntos que ha expuesto Rafael Bengoa ha sido la armonización del calendario vacunal. “Estamos no sólo trabajando para estandarizar el calendario vacunal en el ámbito nacional, sino que estamos analizando cómo mejoras en ese calendario pueden mejorar la confianza pública en las vacunas”, ha explicado haciendo referencia a la necesidad de dar “un mensaje creíble, consistente y unificado”.

Y es que, según ha expuesto, a nivel internacional se reconoce que los diferentes calendarios vacunales en el país, e incluso entre países, no ayuda a despejar las dudas que pudiera tener la población en relación a las vacunas. “Los cambios en los calendarios deben ser claramente explicados a la población, ya que cuanto más transparencia, más entendimiento y más confianza se genera”, ha concluido.