Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50

A los neurólogos les preocupa la crisis y la troncalidad

El 69% cree que los recortes afectan a la calidad sanitaria y el 89% está en contra del proyecto

Miércoles, 21 de noviembre de 2012, a las 22:13

Sandra Melgarejo. Barcelona
La Sociedad Española de Neurología (SEN) está celebrando en Barcelona su LXIV Reunión Anual, una cita que, según las previsiones, superará las cifras de la edición anterior, con más 2.600 inscripciones, 95 actividades, 310 ponentes, 1.056 comunicaciones y una treintena de expositores. Aquí se presentarán los últimos avances en investigación y tratamiento de las enfermedades neurológicas, que afectan a unos siete millones de personas en nuestro país.

A los neurólogos españoles les une su vocación y su profesionalidad, pero también dos preocupaciones: la crisis y la troncalidad. La sociedad científica ha realizado dos encuestas para pulsar la opinión de sus socios sobre estos asuntos. Con respecto al primer motivo de inquietud, el 69 por ciento de los neurólogos encuestados por el Observatorio de la Crisis de la SEN considera que la crisis y los recortes en el Sistema Nacional de Salud han afectado a la calidad sanitaria, debido al aumento de las listas de espera, a la limitación del tiempo para atender a los pacientes y a la reducción de recursos materiales y de personal.

De izda. a dcha., Manuel Murie, Jerónimo Sancho, Carlos Tejero y Ángel Luis Guerrero.

“Hay una honda preocupación por la precariedad laboral (así lo afirma el 95 por ciento de los encuestados), por las dificultades de prescripción (79 por ciento) y por la disminución de los recursos de investigación (98 por ciento)”, ha detallado Ángel Luis Guerrero, vocal de Política Estratégica de la SEN. Por todas estas razones, el 77 por ciento de los neurólogos vislumbra con pesimismo su futuro profesional. No obstante, “el neurólogo es un profesional responsable y abnegado, que está intentando que las dificultades se minimicen y que se está esforzando para que el paciente neurológico no lo note”, ha afirmado Guerrero.

El otro desvelo de la Neurología española es el proyecto de troncalidad, al que es contrario el 89 por ciento de los especialistas sondeados por la SEN. Además, el 88 por ciento piensa que perjudicaría a la formación de los neurólogos en el futuro, que no supondría un ahorro para el sistema sanitario (74 por ciento) y que ocasionaría problemas de competitividad con otros países (68 por ciento). “El tiempo de formación actual se queda corto, sería deseable que se alargara, pero es que el borrador del proyecto lo acorta todavía más”, ha comentado Carlos Tejero, vocal de Comunicación de la SEN. En su opinión, “la troncalidad debería ser una decisión de las especialidades no una imposición”. De acurdo con la encuesta, el 64 por ciento es contrario a que la Neurología forme parte de un tronco médico, mientras que el 81 por ciento apoyaría una troncalidad de neurociencias.

“No se trata de una postura gremialista, sino de decir no al retroceso”, ha dicho Jerónimo Sancho, presidente de la SEN, quien ha criticado que “los recortes se han hecho donde más fácil era”. Aunque la SEN ha pedido al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad “que se informe en las sociedades científicas y que busque el consenso”, Sancho ha lamentado que la Administración está tomando decisiones “sin preguntar” a los especialistas.

Los neurólogos jóvenes son el colectivo más vulnerable

Dentro de la SEN hay un grupo especialmente consternado por todo lo anterior: el de los neurólogos jóvenes, “el futuro de la Neurología en España y el colectivo más vulnerable”, según Manuel Murie, vocal de Neurología Joven de la SEN. “La formación neurológica en nuestro país ahora es de reconocido prestigio y en algunos foros se considera un modelo a seguir. De llevarse a cabo la troncalidad, quedaría a la cola, lo que conllevaría una peor atención al paciente neurológico”, ha advertido. En relación a la crisis, Murie ha destacado que a los neurólogos jóvenes les preocupa la disminución de plazas MIR y de becas de investigación de cara a su futuro laboral.