Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

86 funcionarios controlan la calidad y seguridad de los centros sanitarios

Inspeccionan si cumplen las normas sobre equipamiento, seguridad y profesionales

Lunes, 22 de abril de 2013, a las 12:57

Redacción. Toledo
La Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales lleva a cabo una labor de control e inspección en los establecimientos sociosanitarios para garantizar que todos cumplen los niveles de calidad y seguridad que requieren las prestaciones que reciben los ciudadanos. Para ello, la Consejería tiene establecido un plan de inspección en el que se establecen las prioridades en materia de inspección de centros, servicios y establecimientos sanitarios y sociales, según ha informado la propia Junta.

José Ignacio Echániz, consejero de Sanidad
y Asuntos Sociales de Castilla-La Mancha.

Un plan que permite planificar y priorizar las actuaciones de control, supervisión o atención a denuncias y quejas, y que consigue que sean más eficaces. Como ya se hizo el pasado año, la consejería ha plasmado este plan de inspección para 2013 en una Orden que lo refuerza y que se aprobará próximamente.

Los inspectores que realizan estas actuaciones pueden constatar que la atención que se presta en centros y establecimientos sanitarios y sociales es segura y de calidad, que tienen el equipamiento y los profesionales que exige la normativa y que son competentes para las actividades que realizan.

Para su desarrollo, la consejería cuenta con 60 funcionarios en labores de inspección, distribuidos en los cinco Servicios Periféricos provinciales, coordinados por otros 10 en los servicios centrales, y apoyados por personal administrativo, 11 en los servicios periféricos y 5 en los servicios centrales.

Todos los centros y establecimientos sanitarios (hospitales, consultorios, ópticas, farmacias, etc.) y los centros sociales (residencias de mayores, centros de discapacitados o centros de menores) deben disponer de autorización para su funcionamiento, así como para cualquier modificación en su estructura o actividades.

Para ello se realizan las correspondientes inspecciones para comprobar que cumplen los requisitos y condiciones para obtener estas autorizaciones. En 2012 se realizaron 1.989 inspecciones en todos los centro de las cinco provincias de la región.

Los establecimientos sanitarios y sociales autorizados para su funcionamiento y sobre los que se deben realizar actuaciones de inspección y control son un total 6.650 centros sanitarios, de los que 830 son ambulancias y 1.274 oficinas de farmacia, así como 1.053 centros sociales, de los que 333 son residencias de mayores. Como consecuencia de esta actividad inspectora, el pasado año se derivaron un total de 30 expedientes sancionadores, de los cuales 15 fueron en centros sociales, 14 en inspecciones farmacéuticas y una en un centro sanitario.