17 nov 2018 | Actualizado: 14:45

13 millones para los equipos de diagnóstico por imagen del HUCA

El centro hospitalario cuenta con dos nuevas resonancias magnéticas y tres equipos de mamografía de última generación

Jueves, 12 de septiembre de 2013, a las 15:33

Redacción. Oviedo
La multinacional Siemens ha culminado ya la instalación de los primeros equipos de diagnóstico por imagen con los que estará equipado el nuevo Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) y que incorporan la tecnología más avanzada, precisa, cómoda y segura para el paciente.

Las dos nuevas resonancias magnéticas y los equipos de mamografía suponen un importante avance que permitirá al centro hospitalario una mayor capacidad de resolución, obtener un mejor rendimiento e incorporar nuevas pruebas, lo que situará al servicio de diagnóstico por imagen del centro hospitalario en la vanguardia  tecnológica.

El jefe de servicio de Radiología del nuevo Hospital Universitario Central de Asturias, Serafín Costilla, y a su derecha el Director del Hospital, Miguel Rodríguez, ante uno de los nuevos equipos de resonancia magnética.

El diagnóstico por resonancia magnética es una de las modalidades de imagen más asentadas y con mayor potencial para enfermedades como el cáncer o las patologías neurodegenerativas. Se trata de una técnica no invasiva que obliga al paciente a permanecer durante un determinado periodo de tiempo, a veces de más de media hora, inmóvil dentro de un túnel largo, estrecho y oscuro, mientras la máquina emite ruidos estridentes. Por eso, todos los avances encaminados a incrementar la comodidad del enfermo, reducir el tiempo de exposición a radiaciones y su intensidad suponen una sensible mejora.

El nuevo HUCA ha incorporado dos equipos de resonancia magnética que dan respuesta a estos problemas: el Magnetom Skyra, de 3 teslas, y el Magnetom Aera, de 1,5 teslas. La tesla es la unidad que mide la intensidad del flujo magnético o la inducción magnética. Cuanto mayor sea esta intensidad, mejor resolución tendrán las imágenes.

El equipo de tres teslas, el primero de estas características que se instala en un centro sanitario público en España permite obtener imágenes de muy alta resolución, especialmente útiles para los diagnósticos por neuro-imagen. El tubo en el que se introduce el paciente es más amplio de lo habitual, más corto y mejor iluminado. Los aparatos incorporan, además, un sistema interno que amortigua el ruido en un noventa por ciento.

También permiten obtener imágenes médicas en tres dimensiones en alta resolución, tanto en neurología, como en cardiología, mama y abdomen. El tiempo de examen se reduce significativamente, entre un treinta y un cincuenta por ciento, dependiendo del tipo de prueba que se precise.

Todas estas ventajas son especialmente significativas para el diagnóstico de lesiones que afectan al sistema nervioso central, algunas de ellas muy pequeñas y que son muy difíciles de detectar si no se cuenta con esta tecnología, como puede ser el caso de algunas epilepsias.

La mejora de la imagen permite además realizar algunas pruebas sin necesidad de emplear sustancias de contraste, lo que es mucho más cómodo para los pacientes, y tomar imágenes de alta calidad sin anestesia. Esto es especialmente útil para los pacientes de pediatría que debían permanecer inmóviles durante un largo periodo de tiempo dentro del equipo de resonancia.

Mejoras para el estudio de la mama

La mamografía también da un salto cualitativo en el nuevo HUCA. El hospital contará  con dos equipos digitales Mammomat Inspiration que permiten reducir al máximo las cantidades de radiación que recibe cada paciente a la vez que permiten conseguir imágenes de alta calidad.

Uno de los equipos incluirá la técnica conocida como tomosíntesis, que consiste en la realización de mamografías tridimensionales. Gracias a este método se adquieren 50 imágenes angulares desde los -25º a los 25º, lo que permite realizar cortes de un milímetro en la imagen. Así se mejora la visualización de las estructuras internas de la mama.

El tercer equipo es un sistema de biopsia avanzado llamado Mammotest. La biopsia es un procedimiento por el cual se extrae una pequeña muestra viva del cuerpo que posteriormente se examina con un microscopio para buscar signos de daño o enfermedad.

En definitiva, los nuevos equipos permitirán nuevas formas de ver la imagen médica de las que hasta la fecha el hospital no dispone y, en el caso concreto de la resonancia magnética, la adquisición de un equipo de tres teslas con todos los paquetes de imagen de altísimo nivel permite obtener las mejores prestaciones.

Siemens será también quien suministrará los equipos de tomografía computarizada (TC), mamografía y quirófanos híbridos avanzados para cirugía cardiovascular. El importe global de la inversión y el mantenimiento supera los 13 millones de euros y  permitirá incorporar al nuevo centro sanitario la tecnología más precisa, innovadora, eficiente y segura para el paciente.

La apertura del nuevo HUCA supondrá una renovación tecnológica sin precedentes para la sanidad asturiana en robotización, laboratorios, equipos de diagnóstico y en tratamientos avanzados de radioterapia, entre otros.