17 nov 2018 | Actualizado: 13:45
Jueves, 22 de noviembre de 2012, a las 18:06

Primer Plano
Carlos Lens, subdirector general del Ministerio de Sanidad
“La ampliación de indicaciones de un producto oncológico debería ir acompañada por una bajada de su precio”
Indica que en estos fármacos aplicar el coste-efectividad es “complejo” y que suponen un
"impacto presupuestario enorme”, entre 1.500  y 2.000 millones de euros al año

Eduardo Ortega Socorro / Imagen: Pablo Eguizábal.
El precio de los medicamentos oncológicos y su valor social siempre son un tema de discusión en el sector sanitario, más si cabe en estos tiempos de crisis. ¿Cuáles son los criterios a seguir? Carlos Lens, subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, opina que es difícil aplicar a rajatabla los incluidos en el RDL 16/2012. De hecho, considera que emplear uno de los principales, el “coste efectividad es complejo. La calidad de vida no se puede medir. El criterio humanístico debe prevalecer y hay que basarse en el criterio de los clínicos para saber lo que puede aportar o no un medicamento”. Eso sí, debido al impacto presupuestario que suponen estos fármacos en las arcas de la administración, considera que “la ampliación de indicaciones en antineoplásicos debería ir acompañada de una bajada de precio”, ante el incremento de su uso. “No va a haber biosimilares de estos medicamentos a corto, medio plazo en Europa. Por tanto, estos productos tienen una vida más larga” y sus fabricantes más tiempo para obtener beneficios .

Luis Mora, director general de PharmaMar; Alfonso Moreno, presidente del Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud y miembro del Consejo Asesor de Sanidad; Carlos Lens, subdirector general de Calidad de Medicamentos y Productos Sanitarios del Ministerio de Sanidad, y Antón Herreros, director general de Fuinsa.

Lens, que indica que esta cuestión no se debe a “interés en bajar el precio sino en facilitar el acceso”, aborda estas cuestiones durante su intervención en la jornada ‘La valoración de los medicamentos oncológicos en el SNS, ¿una metodología común?’, organizada por la Fundación para la Investigación en Salud (Fuinsa) con la colaboración de PharmaMar, este jueves, en Madrid. Por otro lado, preguntado por Regina Múzquiz, directora de Relaciones Institucionales de PharmaMar, sobre la situación y dirección que está tomando el real decreto de precios en el que trabaja el Ministerio de Sanidad, Lens asegura que el Departamento ha hecho “un gran avance este lunes y martes, y es el de que hay que acortar las evaluaciones. Hemos elaborado un mecanismo, de tal manera de que ya se disponga del informa de posicionamiento terapéutico de un producto cuando se vaya a decidir la financiación, en el que participan las comunidades autónomas y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios”.

Indica que hay acuerdo con las regiones en que “esta evaluación se respete, y de esta manera debería de reducirse el tiempo de aprobación del medicamento”, una cuestión que Agustín Rivero, director general ya había anunciado en septiembre y había reiterado en la entrevista que recientemente ofreció Redacción Médica.  Asimismo, añade que “hay mucho acordado y acabado, pero tenemos poco por escrito”.

Lens explica en qué fase se encuentra el real decreto de precios en el que trabaja el Ministerio de Sanidad.

Impacto presupuestario

Lens, de vuelta a los medicamentos oncológicos, indica que el impacto presupuestario es “el auténtico problema”, a lo que se suma “el retraso en el conocimiento de la factura hospitalaria”, ámbito en el que se emplean estos productos, cuyo coste, a lo largo del año, calcula que debe ser de entre “1.500 y 2.000 millones de euros”.

Apunta que a la hora de evaluar la financiación de estos medicamentos, “lo primero que miramos es cómo aborda cada uno la supervivencia media y la supervivencia media sin progresión. En cuanto vemos que hay unos tres meses de incremento, la valoración tiene que ser forzosamente positiva, en un principio”.

Lens también opina respectoa a la cuestión de los acuerdos de riesgo o éxito compartido en oncológicos, “sobre los que hubo un momento en el que su posibilidad fue muy bien acogida, y luego, en otro, muy criticada. Es posible que en algunos casos se pudiera formular en situaciones ad hoc y en fármacos ad hoc. En mi opinión, si facilita el acceso de la población al medicamento y mejora los beneficios de las compañías, debemos llegar a esos acuerdos. Yo se lo he recomendado a mis jefes”.

En la primera imagen, Carlos Lens. A continuación, Alfonso Moreno y José María Fernández Sousa-Faro, presidente del Grupo Zeltia.

Albino Navarro, gerente del Servicio Extremeño de Salud, y Regina Múzquiz, directora de Relaciones Institucionales de PharmaMar. A continuación, Fernando Mugarza, director de Comunicación del Grupo Zeltia, y Miguel Martín Jiménez, jefe de Oncología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y miembro del Consejo Asesor de Sanidad.

Roberto Martín Gil, miembro del grupo Genersis de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria; Teresa Requena, de la subdirección de comprar de Farmacia y Productos Sanitarios de Madrid; Piedad Ferré, de la Dirección de Calidad del Ministerio de Sanidad; Alfonso Moreno, y Emilio Vargas, del servicio de Farmacología Clínica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

En la izquierda, Nieves Martín Sobrino, directora técnica de Farmacia de la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León, y Luis Mora. A continuación, Francisco Miranda, Elena Sánchez y José Luis Haro, de Roche.

En la primera imagen, Javier Urzay, subdirector general de Farmaindustria, y Jesús María de Rosendo, de Eisai. En la siguiente, Susana González, de PharmaMar, y Julio García, del Servicio Gallego de Salud.

María Teresa Martín, de Amgen, y María del Carmen Hermoso, del Servicio de Farmacia del Complejo Asistencial de Ávila. A continuación, Mercedes Pastor, directora de la Fundación Feder, y Santiago Almazán, gerente de Relaciones Institucionales de Merck.

Nuria Soler, de Roche, junto a Antón Herreros. A continuación, José María Fernández Sousa-Faro y Rafael López, jefe de Oncología del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela.

Arturo Soto, de PharmaMar, y María Ángeles Gálvez, de Investigación del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. A continuación, María del Mar Andújar, del Servicio de Farmacia del Complejo Asistencial de Ávila, y Carlos Domínguez, de Amgen.