17 nov 2018 | Actualizado: 18:20

CCOO denuncia a la Inspección de trabajo las condiciones de los residentes

Critican especialmente la vulneración “reiterada” del descanso obligatorio

Martes, 17 de febrero de 2015, a las 10:36
Redacción. Valencia
La Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de Comisiones Obreras ha puesto una denuncia ante la Inspección de Trabajo por el incumplimiento reiterado de la normativa sobre jornada, descanso y prevención de riesgos laborales que afecta a los médicos internos residentes en los hospitales de la provincia de Valencia.
 
Y es que, tal y como explica el sindicato, desde 2014, han ido denunciado en los diferentes departamentos de salud y frente a los responsables de la Consejería de Sanidad que las circunstancias bajo las que trabaja este colectivo de profesionales son “intolerables”.

“Dado que desde la administración y los departamentos no se actúa para atajar esta situación de abusos, desprotección y estrés que padece este persona, llevamos ante la inspección los hechos para que acometa las acciones legales pertinentes”, han indicado.

Vulneración del descanso
 
En concreto, el sindicato critica la “vulneración reiterada del descanso obligatorio tras la salida de guardia del personal residente”; además de la programación habitual de guardias por encima de lo establecido por la normativa que regula su jornada que, como consecuencia, pueden llegar a realizar jornadas de trabajo continuado de más de 30 horas.

“A esta sobrecarga laboral, se le añade el hecho de que el personal residente en formación también se ve sometido a presiones asistenciales, al no tener en todos los casos la tutorización o supervisión obligatoria de los médicos adjuntos establecida por el Ministerio de Sanidad, acto que les deja fuera de toda cobertura legal y en situación de inseguridad jurídica”, han precisado.

Otra consecuencia directa de la sobrecarga de tareas asistenciales, añaden, es el incumplimiento del programa docente de los residentes, “que podría afectar a su formación como especialista al no poder cumplir los requisitos formativos que establece dicho programa”.

Por último, Comisiones Obreras ha denunciado que este personal está siendo utilizado por la administración y las direcciones de los centros sanitarios para suplir la falta de plantilla y como mano de obra barata, “pues son ellos y ellas quienes sacan adelante la mayor parte de la atención de las puertas de Urgencias que, como ya se ha denunciado en numerosas ocasiones por este sindicato, están más que saturadas y colapsadas por la falta de contratación de los facultativos necesarios para dar una asistencia adecuada”.