18 nov 2018 | Actualizado: 18:10
La Revista

Novatadas a estudiantes de Medicina: "Te vamos a untar en huevo y harina"

Estos días las facultades de Medicina de toda España se ven envueltas en una nube de harina por culpa de las novatadas

Un acto de iniciación de novatos de estudiantes de Medicina en la Universidad de Extremadura.
Novatadas a estudiantes de Medicina: "Te vamos a untar en huevo y harina"
sáb 14 octubre 2017. 20.00H
Jesús Arroyo
Harina, huevo y agua. No es ninguna receta de repostería, son los ingredientes que utilizan muchos estudiantes de Medicina para embadurnar a los novatos en su primer año de carrera y crear el denominado ‘pringue’. Muchas de ellas son consentidas y aprobadas por los alumnos novatos, siempre y cuando no sean denigrantes, otras toman unos tintes más bélicos que lúdicos. Aunque muchos piensan que las novatadas “sirven para involucrar y conocerse” otros denuncian que “son un juego de humillación y por eso deben de suprimirse”.

“No obligamos a nadie a someterse a las novatadas. Todo lo contrario. Nosotros organizamos un evento donde participa quien lo desea. Es una forma de conocerse con el resto de compañeros de facultad y comenzar el curso de la mejor forma posible”. Habla Luís, estudiante de Medicina de cuarto año en la Universidad de Extremadura. Él, en su condición de ‘casi’ veterano, se encarga de “presentar” a los nuevos alumnos que llegan a la universidad. “Es una fiesta en la que en ningún caso violentamos o agredimos a nadie. Es cierto que en otras facultades hay alumnos que se exceden con sus novatos, pero no en la nuestra”, remarca Luís.

La “fiesta” a la que se refiere este estudiante de Medicina acudió Sara, que este año empieza a estudiar Medicina. “Un poco de harina y huevo no hace daño a nadie. Estoy a favor de las novatadas siempre y cuando no supongan obligatoriedad o un prejuicio para la persona. En nuestro caso es la primera reunión del curso y sirve para conocernos. Por ejemplo, es una forma divertida de presentarnos a los que serán nuestros compañeros durante los próximos seis años. Así será más fácil pedir los apuntes”, explica Sara, tras haber superado su iniciación como novata.

Precisamente, este año la Universidad de Extremadura ha habilitado un teléfono contra el acoso y las humillaciones en las novatadas. La institución envió a todos los docentes y estudiantes de las diferentes facultades un email en el que, además de recordar que las novatadas están prohibidas en el campus, se adjuntaba un número de teléfono (924.28.93.06) al que cualquier estudiante puede llamar si siente que ha sido víctima de humillaciones continuas o incluso acoso.

“En algunas ocasiones los juegos y bromas que se hacen traspasan la barrera del respeto. Si alguien nos quiere trasladar alguna situación estamos abiertos y se estudiarían las posibles vías legales a las que acudir”, explica Agustín Vivas, director de comunicación de la universidad extremeña. Una postura que coincide con la del consejo de estudiante. Su presidenta, Andrea González, rechaza también de pleno las novatadas. “Buscamos alternativas para que no se den estas situaciones. Hay jóvenes que hacen cosas en contra de su voluntad por intentar integrarse y lo acaban pasando mal”, apunta.

Inclusivas
El posicionamiento del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) es claro sobre las novatadas: “Las novatadas son positivas siempre y cuando no afecten a la dignidad de los estudiantes, se haga discriminación o se ejerza presión de grupo. Fuera de ese contexto de violencia, aprobamos ese tipo de actividades”, explica Alejandro Iñarra, presidente electo del CEEM.

Siempre y cuando las novatadas sirvan para buscar la “inclusión” de los nuevos estudiantes de Medicina es algo “positivo”. Iñarra reconoce que “al CEEM no nos ha llegado denuncias directamente de estudiantes que hayan sufrido novatadas” pero explica que “si nos constan casos donde las novatadas han supuestos problemas de salud, tanto mentales como físicos”. “En esos casos estamos absolutamente en contra”, asevera el presidente electo de los estudiantes de Medicina.

Alejandro Iñarra pertenece a una de esas universidades que apuestan por unas novatadas “lúdicas y tutorizadas”, como es la facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá. En su caso, nunca ha sufrido ese tipo de novatadas donde se mezcla harina y huevo. Desafortunadamente, hoy hay otros estudiantes que no pueden presumir de lo mismo.

Pero las novatadas “tradicionales” con ‘pringue’ empiezan a ser cosa del pasado en otras facultades de Medicina. En la de Alcalá de Henares la aventura de comenzar el curso es mucho más llevadera. “Cuando llegamos a la universidad lo primero que nos contaron es que nuestras novatadas serían muy distintas a las que imaginamos. Tenían razón. La segunda semana de septiembre organizaron un fin de semana en una casa rural donde acudimos muchos novatos y veteranos para presentarnos”, recuerda con nostalgia Carlos de 18 años.

Esta actividad se localizó en la sierra madrileña y se centró en actividades deportivas, como senderismo o tirolina. “Luego por la noche también había tiempo para tomar algo”, argumenta entre risas este estudiante de Medicina, que en un futuro espera ser cirujano.

Otro ejemplo es el que sucede en la Facultad de Medicina de la Universidad de Reus. En este centro, los estudiantes de quinto de Medicina y Ciencias de la Salud dan la bienvenida a los “novatos de primero”.

Foto de familia de los estudiantes de Medicina de la Universidad de Valladolid, tras una jornada de novatadas.

“Las novatadas sirven para ayudar a los nuevos estudiantes. Como marca la tradición, en primer lugar realizamos una novatada, en segundo lugar una yincana de pruebas y finalmente cena con fiesta junto al resto de estudiantes de la carrera”, explica un estudiante de dicha universidad que “pensaba que muchos no participarían, pero estaba equivocado, ha resultado ser una promoción que llega con fuerza pues prácticamente todos se implicaron”.

Y termina con un reconocimiento para los estudiantes noveles: “¡Olé por ellos! Como siempre digo, se pueden combinar estudios y vida social. Que esta entrada sirva de precedente”.

‘No más novatadas’

Por el contrario, hay otros estudiantes y asociaciones que no son tan comprensivos con las novatadas. Loreto González-Dopeso es presidenta de la asociación ‘No más novatadas’ y critica que este tipo de actos se basan principalmente “en el consumo de alcohol por coacción grupal de los considerados como novatos, que deben obedecer órdenes y recados de todo tipo”. 

'Alcoholimpiadas', acosos nocturnos, coacciones, gritos y descalificaciones, son algunas de las prácticas que ejercen otros estudiantes. Estas se alejan del aspecto integrador y se acercan más al menosprecio hacia los novatos. La asociación ofrece apoyo a estos estudiantes a través de su web y su email. 

Novatadas de 'pringue'

Muchas de estas novatadas se realizan en Madrid, donde más estudiantes de Medicina se concentran por metro cuadrado. La mayoría de estos actos se celebran principalmente en la zona de Ciudad Universitaria, Argüelles y Metropolitano y algunas veces por el Parque del Oeste, alejándose de la facultad de Medicina, donde están prohibidas y  multadas.

“Tengo compañeros que lo pasaron muy mal, sobre todo aquellos que vivían en colegio mayor”, explica Sergio, estudiante de tercer año de Medicina en la UCM. “Quien se negaba a participar en las novatadas se le perseguía. Incluso llegaban a despertarlos en mitad de la noche”, asegura este estudiante, que en ningún caso comparte este tipo de prácticas violentas.

En la Facultad de Medicina de Valladolid, sus propios estudiantes presumen de ser unas de las más “cabronas”. “Que te tiren vinagre y harina es lo mejor que te puede pasar. En otros casos, nos obligaban a hacer ejercicios físicos, que eran más propios de un campo militar”, rememora con pena Laura, que los primeros días de Medicina no fueron nada aplacibles para ella. “Ahora estoy en segundo y prefiero no participar en este tipo de juegos”, concluye. 

En las redes sociales se anuncian todo tipo de convocatorias para acudir a las novatadas. En ellas se recogen todo tipo de opiniones sobre las mismas. “Las novatadas no me parecen graciosas. Para mí son un abuso de poder”, escribe un alumno de una facultad de Medicina española. “Sigo con los ojos hinchados por la reacción alérgica de la mierda de las novatadas, gracias”, espeta otra estudiante de Enfermería.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.