17 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 20:10

¿Qué le espera a la sanidad en 2017?

Troncalidad, subastas, prescripción...el año nuevo llega cargado de grandes retos sanitarios

¿Qué le espera a la sanidad en 2017?
Redacción
Comparte este artículo
Sábado, 31 de diciembre de 2016, a las 18:00
El 2016 apura sus últimas horas de vida. A las doce de la noche, el reloj de la madrileña Puerta del Sol certificará la ‘defunción’ de un año marcado por una interinidad en el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad con la que Dolors Montserrat se encargó de terminar en noviembre. Sin embargo, y al contrario de lo sucedido en este caso, muchos otros temas de máxima importancia para el devenir del sector sanitario se mantienen abiertos. Vivimos días de celebración por  lo vivido, pero también por lo que nos espera. Tras las campanas, las uvas y el cotillón, a la sanidad española le toca ‘remangarse’ y determinar el futuro de asuntos tan importantes como la prescripción enfermera o la gestión clínica, la troncalidad, la fiscalización de la formación sanitaria o el futuro de los eventuales tras la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat.

Imagine que el 1 de enero hubiera que hacer una previsión sobre quién será el principal protagonista del sector sanitario en el año nuevo. Seguramente la mayor parte de las miradas apuntaran al Paseo del Prado, y más concretamente a la sede del Ministerio de Sanidad. Allí, Dolors Montserrat se enfrenta al reto de hacerse con las riendas de una cartera que, tras 10 meses funcionando ‘en ralentí’ a la espera de un Gobierno definitivo, arrancó de nuevo hace dos meses y deberá alcanzar cuanto antes la ‘velocidad de crucero’. Por el momento Montserrat, que ya ha comparecido en las Cortes, se ha mostrado abierta al diálogo tanto con los partidos que conforman la oposición como con los representantes de las profesiones farmacéuticas. Un diálogo que, sin lugar a dudas, necesitará para cerrar los múltiples frentes que Sanidad mantiene abiertos.

Uno de los principales objetivos de la nueva ministra en estos próximos doce meses será el de acercarse a los profesionales. Para ello, Montserrat  ha apelado en varias ocasiones al Foro de las Profesiones Sanitarias, que incluye a médicos, enfermeros y farmacéuticos. Relanzar este órgano y recuperar la confianza perdida requerirá, a buen seguro, un enorme trabajo por parte de Sanidad, que para conseguirlo no solo tendrá que ‘sumergirse’ en las reivindicaciones laborales de cada una de las partes, sino también enfrentarse a la gran fuente de conflicto entre ellas: el Real Decreto de prescripción enfermera.

Interlocutor médico

Otra de las cuestiones a solucionar en el próximo 2017 será precisamente la elección del representante de los médicos. Juan José Rodríguez Sendín abandonará el cargo al finalizar su segundo mandato como presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), y las elecciones están fijadas para el 4 de marzo. El nuevo candidato será clave para ver cómo se afrontan las principales cuestiones que afectan a la profesión médica. 
¿Nuevo horizonte para la prescripción enfermera?

Juan José Rodríguez Sendín y Máximo González Jurado.

Si hay un tema en el que Sanidad ‘se juega el tipo’, es este. Por un lado, los médicos. Por el otro, los enfermeros. Dos partes totalmente enfrentadas por un Real Decreto, el que determina la capacidad para la prescripción de los enfermeros, y más concretamente por su artículo 3. A todo ello hay que sumar diez meses de parón, los que el Ministerio ha tenido colgado el cartel de ‘en funciones’ en su puerta, y al resto de formaciones políticas, que han abordado el tema con cada uno de sus protagonistas. El Foro de las Profesiones Sanitarias, cuya convocatoria se aprobó en el último Consejo Interterritorial de 2016, parece tener la llave hacia el desenlace. En el caso de que éste no conlleve un cambio de la legislación vigente, el sindicato Satse ya ha advertido que el año nuevo será “el de la conflictividad enfermera”.





Troncalidad, gestión clínica y financiación

Más allá de la prescripción, en el horizonte del Ministerio de Sanidad también se presentan otros asuntos ante los que deberá actual de manera inmediata. Uno de ellos, el de la troncalidad, parecía encauzado hasta que el pasado 12 de diciembre el Tribunal Supremo declaraba nula la propuesta por considerar “palmariamente insuficiente” la memoria económica y de impacto presupuestario que debe acompañar este tipo de proyectos y que, en este caso, determinaba el ‘coste cero’ de su implantación. Sanidad ya ha mostrado su intención de modificar dicha memoria  para relanzar la reforma, que queda muy seriamente dañada después de recibir cuatro sentencias en su contra y que, en el mejor de los casos, verá demorada su implantación en un tiempo que va entre los seis meses y un año.

En la lista de deberes del ministerio para 2017 se encuentran también la gestión clínica y el nuevo RD de precios y financiación de los medicamentos. Especialmente prioritaria es la primera de estas dos normativas, que permanece en un cajón pese al acuerdo alcanzado a finales de 2015 con el Foro de la Profesión Médica. Así sería, al menos, si se tuviera en cuenta la postura del Consejo de Estado, que recomendó abordarla con un Gobierno estable, y no en funciones, además de por la vía ordinaria y no mediante un Real Decreto. En la misma situación se encuentra el RD de precios y financiación, que después de pasar más de un año en ‘standby’ por la situación política, podría convertirse en una realidad este año.
oRGANIZACIÓN LÍDER EN TRASPLANTES BUSCA NUEVO DIRECTOR

Rafael Matesanz, director de la ONT.

El año nuevo trae consigo la previsión de una despedida. Concretamente la del actual director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, que abandona su cargo después de un cuarto de siglo al frente de una institución que ha convertido en indiscutible líder mundial en materia de trasplantes y modelo a seguir por cualquier país que busque potenciar su sistema de donaciones. Matesanz, que ya anunció su intención de retirarse el pasado mes de abril, deja un enorme vacío, y también un reto mayúsculo para la persona que lo suceda al frente de la ONT. El listón difícilmente puede estar más alto de lo que lo deja Matesanz.


La temporalidad laboral de los sanitarios, en el disparadero

El trabajo por hacer es mucho, y no solo de puertas adentro del Ministerio de Sanidad. También las consejerías autonómicas tendrán que hacer frente a una nueva realidad en el ámbito de la contratación de sanitarios, impuesta por las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)  y que, además de equiparar en derechos a eventuales y fijos, determina que el encadenamiento de contratos eventuales para cubrir una plaza estructural es contraria al derecho comunitario. En ese sentido, varias han sido ya las regiones que han reaccionado para intentar ajustarse a la nueva norma. Una de las que más énfasis ha puesto en ello ha sido la Comunidad de Madrid, que ya negocia con los sindicatos una fórmula para la conversión de 5.000 contratos que pretende hacer efectiva este año, en el que ha anunciado también la renovación general a todos los eventuales.

Aquilino Alonso, consejero de Sanidad de Andalucía.

El futuro de las subastas y la ¿fiscalización de la formación?

También en el ámbito regional, en este caso focalizado por el momento de Andalucía, se desarrollará otra de las ‘patatas calientes’ del sector: la de las subastas de medicamentos. El Tribunal Constitucional determinó en diciembre la legalidad de la fórmula, que había sido recurrida por el Gobierno central, que a través de la ministra Dolors Montserrat ya ha mostrado su preferencia por la compra centralizada. Habrá que esperar para comprobar si se producen nuevos movimientos para intentar acabar con las llamadas subastas, como también para saber si alguna comunidad autónoma más se lanza a este sistema, que la industria rechaza por completo.

En lo que a las novedades que se esperan en este 2017 dentro del sector sanitario, la intención de fiscalizar la formación médica por parte del Ministerio de Hacienda es una sobre las que más se ha hablado y se hablará. Tal y como adelantó Redacción Médica, el ministerio que se está planteando contabilizar fiscalmente  pagos o transferencias de valor para aplicarle unos impuestos que deberían ser abonados por sus propios receptores: los profesionales. Industria y sociedades científicas ya trabajan en una propuesta de sistema, mientras Sanidad se perfila como ‘puente’ entre las partes. La última palabra la tendrá Montoro.