Un día junto a un MIR rural: "Formarse solo en la ciudad es una desventaja"

Brandon Monzón cuenta la realidad de la residencia en un pequeño pueblo de Lugo

Brandon Monzón, junto a Andrea Barcia, responsable de Residentes y Jóvenes Especialistas de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).
Un día junto a un MIR rural: "Formarse solo en la ciudad es una desventaja"
mié 30 octubre 2019. 09.10H
Brandon Monzón realiza la residencia en el hospital comarcal de un pequeño pueblo costero de Lugo, Burela, con algo menos de 10.000 habitantes. Foz, a 13 kilómetros de distancia, tiene un tamaño similar y es igualmente costero. Allí se desplaza este canarión nacido en Telde a realizar las rotaciones por el centro de salud.

Una serie de casualidades le llevaron a recalar en este pueblo gallego, incluida la elección de una especialidad por la que nunca se había imaginado optar pero de la que no se arrepiente en absoluto de hacerlo: la Medicina Familiar y Comunitaria.

“Yo quería ser traumatólogo, pero la nota del MIR me hizo caer ahí”, explica por teléfono desde el archipiélago canario, donde está haciendo una rotación temporal. “Ahora no lo cambiaría por nada del mundo”, sentencia.


Un MIR en la 'España vaciada'



En un entorno rural se puede hacer mayor actividad preventiva, "en el centro urbano intentas sobrevivir"


La idea de este R4 no era hacer la residencia en un entorno rural. “De las opciones que me quedaban elegí Galicia, concretamente Lugo, pensando que se refería a la ciudad y no a la unidad docente. Entonces, por número de orden, me tocó Burela”.

La experiencia del MIR rural no era algo que se le pasara por la cabeza, y ahora la recomienda a todo el mundo. “Yo aconsejo que el médico de Familia se forme en un medio rural. Hacerlo en un medio totalmente urbano es una desventaja, al igual que hacerlo en uno totalmente rural, pero lo que no puede permitirse es un médico no rote por el entorno rural, porque donde mejor se logra la atención al paciente es allá”.


Ventajas de un MIR rural


La principal ventaja es que “te pueden hacer más caso: no es lo mismo estar en un centro con ocho residentes que estar tú solo; le sacas más partido no solo a tu tutor sino al resto del centro”.

Al tener tanta presión asistencial, “no estás solamente para sacar adelante el día a día” sino que reconoce que se puede hacer mucha mayor actividad preventiva, dedicarle tiempo al paciente, marcarse objetivos y hacer énfasis en algunas patologías. Mientras que “en el centro urbano intentas sobrevivir”.


Rotación obligatoria


Aunque en teoría es obligatoria la rotación por la Medicina rural, la realidad es que ésta varía mucho dependiendo de la unidad docente. Pero no rotar por ahí “sería un error gravísimo. Es más importante que hacerlo en una determinada especialidad”.


"Si estás en Coruña, los cursos del Colegio te quedan a mano, pero aquí estás a una hora en coche"


Monzón explica que no es igual estar en un centro de salud urbano, “con una población que tiene una edad media de 40 años”, que en un medio rural, donde la edad media de la población atendida puede ser de “unos 60 o 70 años”.

La principal desventaja de realizar la residencia en el entorno rural es que se pierden oportunidades formativas, “no solo de residentes sino a nivel de comunidades autónomas. Es decir: si estás en Coruña, los cursos del Colegio te quedan a mano, pero aquí estás a una hora en coche. La unidad docente lo intenta y organiza cursos, pero no tenemos ese atractivo que tienen los centros grandes”.


Tutores MIR


También es más difícil encontrar tutores “con experiencia”. Aunque reconoce no haber tenido problemas con esto, advierte que, si las plazas MIR de Medicina de Familia siguen aumentando, puede haber un problema de falta de tutores.

Eso sí, no está de acuerdo con los incentivos económicos para realizar el MIR rural, “y con los tutores pasa igual: el mío prefiere tener horas libres a la semana para dedicarle a la tutoría que el hecho de que le paguen más”.

Tampoco considera que deba ser obligatorio trabajar en el entorno rural una vez finalizado el MIR, como se ha llegado a proponer. “Eso le puede quitar atractivo a la especialidad. Si por algo se caracteriza la Medicina de Familia es que las salidas son múltiples: urgencias, cuidados paliativos, etc. Pero obligar a todo el mundo a ejercer la Medicina rural sería por razones más políticas que otra cosa”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.