La Revista

Las compañías toman medidas para descarbonizar su actividad

La industria farmacéutica pone freno a su papel contaminante


21 oct 2022. 15.40H
SE LEE EN 4 minutos
Si la industria farmacéutica fuera un país, sería el quinto que más gases de efecto invernadero del planeta produce. Por esta razón, cada vez más compañías toman conciencia para frenar su impacto en el cambio climático, siendo la primera de las acciones la apuesta por la descarbonización, de manera que contribuyen a alcanzar la neutralidad antes de 2050, tal y como persigue el Acuerdo de París.

"La acción ante la emergencia climática actual pasa por la descarbonización completa de toda la economía, incluyendo aquí a todos los agentes que forman parte del ámbito sanitario. Es fundamental que se avance hacia sistemas con bajas emisiones de carbono y, al mismo tiempo, más resilientes. En esta misión, el sector privado puede y debe servir como catalizador y acelerador de la acción", subrayan desde la plataforma Sanidad por el Clima, que es apoyada por el Ministerio para la Transición Ecológica.

De hecho, este sector tiene un gran abanico de opciones donde puede actuar para reducir la contaminación que genera y aplicar prácticas sostenibles. Por ejemplo, en la selección de materiales, el diseño y envasado, el transporte y distribución, el uso y conservación de los fármacos, o el fin de vida y reciclado de los medicamentos.

No obstante, no solo se tienen que implicar las compañías farmacéuticas,sino también hospitales, centros de salud, consultas, farmacias, centros de especialidades, etc. Esto debe ser un trabajo conjunto y son todos los agentes sanitarios los que deben remar en la misma dirección. 

¿Cómo reducir la huella de carbono desde el sector pharma?


Para ponerse manos a la obra hay que tener una hoja de ruta con acciones específicas, que deben ir adecuadas a la realidad y a las necesidades de cada empresa, tal y como indican los especialistas de la plataforma. En primer lugar, es necesario realizar el cálculo de la huella de carbono, que permite que una compañía conozca la cantidad de emisiones que genera. También habrá que saber en qué ámbitos se emite más y dónde existe una mayor capacidad de mejora.

"A partir de ahí, es necesario establecer planes de reducción, contemplando como última opción la compensación de las emisiones que no pueda evitar. Siguiendo estos tres pasos –medir, reducir y compensar- el camino a la neutralidad puede materializarse de una forma muy sencilla", sostienen.

Por ello, desde la plataforma Sanidad Por el Clima disponen de una herramienta online y gratuita para calcular la huella de carbono de cualquier entidad sanitaria. En esta misma línea, proponen acciones concretas enfocadas en seis ámbitos diferentes: ahorro de agua, ahorro de energía, huella de carbono, consumo responsable, movilidad y gestión de residuos para poner en marcha en la industria farmacéutica.

"Todas ellas son de aplicación prácticamente inmediata, la mayoría no requiere de tecnologías complejas y permiten una mejor gestión de los recursos y una considerable reducción de emisiones", indican los expertos.

Farmacéuticas y medidas contra el cambio climático


No son pocas las farmacéuticas que quieren contribuir a parar el cambio climático. Por ejemplo, GSK ha anunciado un programa para exigir a sus proveedores que tomen una serie de medidas para reducir el impacto que sus actividades tienen sobre el clima y para proteger la naturaleza. Entre ellas están informar sobre las emisiones que se generan, establecer objetivos de reducción del dióxido de carbono o planes alineados con las iniciativas científicas para que el calentamiento global no supere el grado y medio.

De hecho, según el informe 'Implantación industrial del sector farmacéutico en España', desarrollado por Farmaindustria, el sector trabaja en mejorar su uso de la energía a través del aumento de la eficiencia energética, el incremento la utilización de energías renovables y la producción de energía propia. En la actualidad casi un 70 por ciento del total de energía de las plantas farmacéuticas tiene un origen renovable.

En este sentido, la sede de Boehringer Ingelheim España, situada en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), ha recibido el reconocimiento 'Carbon Neutrality', que evidencia la apuesta de la entidad por la sostenibilidad al fomentar una transformación con bajas emisiones de alcance.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.