La Revista

Un cirujano español relata la vida de un niño de Ucrania al que salvó de un osteosarcoma y que ahora sufre la guerra

Kostya, el niño operado de cáncer en España que vive en un búnker ucraniano
Kotsya vive ahora en un búnker en Ucrania.


13 mar 2022. 13.00H
SE LEE EN 5 minutos
Las historias personales que llegan desde Ucrania tras la invasión de Rusia sobrecogen el corazón, sobre todo las que tienen que ver con los más pequeños. Hace unos días, José Lamo de Espinosa, cirujano de la Unidad de Cadera y Tumores de la Clinica Universidad de Navarra, compartió su experiencia con Kostya, un niño ucraniando de seis años "al que le gusta bailar, los videojuegos y las matemáticas".

"Nos conocimos en Pamplona en abril de 2021, cuando llegó con sus padres (Yulia y Anton) y un enorme osteosarcoma de 16 cm en su muslo que no le dejaba dormir desde hacía meses por el dolor". Junto a unas imágenes de su estancia en el hospital, el cirujano relata cómo fue el tratamiento de Kostya. "La quimio fue una etapa dura. No solo por el cambio físico, sino por las nauseas, vómitos, agotamiento y un largo etcétera, que solo los niños saben lo que supone".



El tratamiento para este pequeño también incluía una operación quirúrgica: "Resección completa del tumor, reconstrucción con su propio peroné... pero esos detalles ahora, son lo de menos. Hace tres semanas —mediados de febrero de 2022— vino a vernos. Su sonrisa va cubriendo más parte de la cara y su español, mejorando", explica José Lamo de Espinosa antes de relatar la actual vida de Kostya en su país: Ucrania.



Tras superar el cáncer, Kotsya vive en un búnker


Por si enfrentarse a un tumor tan agresivo no hubiera sido suficiente para su corta edad, ahora Kostya se enfrenta a los bombardeos del ejército ruso tras la invasión en Ucrania. "He podido contactar con la familia desde el búnker donde viven desde hace más de una semana. 'Después de superar el infierno del cáncer aparece la pesadilla de la guerra', me comenta Anton, su padre. Kostya, el superhéroe, tiene que volver a actuar y colgarse la capa".



Su día a día ahora está alejado de esa 'normalidad' que tras superar el tratamiento esperaba recuperar en su país. "La vida en el búnker es complicada. Duerme en un colchón en el suelo lleno de mantas que su madre le prepara todos los días. Al igual que hacía en Clinica Universidad de Navarra, ve los dibujos en la tablet, junto con sus inseparables, de momento, muletas de colores".

"Yulia, su madre, se despide contándome que su sueño es volver a ver a Kostya bailar. El mío que lo haga volviendo a ser un niño, dejando la capa de superhéroe definitivamente colgada. Gracias Kostya".


"En esta guerra no debemos rendirnos"


A pesar de la complicada situación en la que ahora se encuentran, los padres del pequeño Kostya solo tienen buenas palabras para el médico español que salvó a su hijo de un osteosarcoma y así se lo han transmitido en un mensaje que el cirujano ha reproducido en sus redes sociales. "Gracias por salvar a nuestro hijo dándonos una oportunidad de vida. Creemos que podremos superar todas las dificultades porque hemos pasado por mucho y hemos ganado gracias a usted y a otros médicos. Ahora en esta guerra no debemos rendirnos", explica en un mensaje al madre del pequeño al que el cirujano español le salvó la vida.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.