Voces del sector denuncian la ofensiva militar iniciada por Vladímir Putin el pasado 24 de febrero

La sanidad española cierra filas en contra de la invasión rusa a Ucrania
Imagen de la invasión rusa a Ucrania.


16 mar 2022. 11.00H
SE LEE EN 5 minutos
La sanidad española muestra su profundo rechazo a la invasión de las tropas rusa en Ucrania, condenando la ofensiva militar iniciada por Vladímir Putin el pasado 24 de febrero. Así lo han manifestado numerosas asociaciones y entidades, como las organizaciones que conforman el Foro de la Profesión médica, quienes han denunciado este asalto al territorio del país vecino “de manera injustificada” y “con dramáticas consecuencias”.

En este sentido, el Foro de la Profesión ha recordado que la asistencia sanitaria es un derecho que debe asegurarse para toda la población y, por ello, los profesionales deben poder realizar su trabajo en condiciones de seguridad, “tanto para ellos como para sus pacientes”.

En esta misma línea, la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), a propuesta de su Grupo de Trabajo de Pediatría Social y Comunitaria, y la Asociación Española de Pediatría (AEP), también ha querido manifestar a la opinión pública su repulsa por la invasión militar ordenada por el Gobierno ruso a la nación vecina Ucrania, que, lamenta, provocará una “importantísima repercusión sobre la salud física y psíquica” de la población afectada en general, pero “muy especialmente” de la infanto-juvenil.

Pediatría defiende que Europa debe ser "una referencia para el mundo de diálogo y cooperación" entre los pueblos que la componen, por lo que hace un llamamiento para que se detenga "de forma inmediata" esta guerra, "inadmisible" en cualquier parte del mundo.

Donación de medicamentos esenciales a Ucrania


Además de condenar “con vehemencia” la invasión violenta del país ucraniano, Roche ha anunciado que está trabajando para apoyar al país y al pueblo de Ucrania con productos médicos.

En concreto, la compañía farmacéutica donará 150.000 envases de Rocephin, un antibiótico que se usa para tratar los síntomas de muchos tipos de infecciones bacterianas y que figura en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud (OMS).  Además, asegura que continuará apoyando al pueblo ucraniano con suministros médicos adicionales.

Por su parte Philips, a través de su fundación, brinda apoyo para ayudar a abordar la crisis humanitaria que se desarrolla en Ucrania y en sus fronteras, a través de ayuda hospitalaria, apoyo para atención aguda y de emergencia, apoyo financiero y suministros para ciudadanos ucranianos desplazados, además de un programa propio de donativos por parte de los empleados de la compañía.

“Condenamos enérgicamente la guerra en Ucrania y estamos profundamente preocupados y entristecidos por el impacto devastador que está teniendo en la población del país”, ha afirmado Frans van Houten, CEO de Royal Philips. “Estamos trabajando arduamente para ayudar a los afectados por esta crisis, incluidos nuestros propios colegas y sus familias en el país, y apoyamos a los hospitales locales y otros proveedores de atención en el terreno lo mejor que podemos. Como empresa de tecnología sanitaria, mantendremos nuestro propósito de mejorar la salud y el bienestar de las personas a través de la innovación, cuyo núcleo es un profundo respeto por los derechos humanos, las libertades fundamentales y la democracia”.

Aumento de la demanda de productos sanitarios por la guerra


Según el Observatorio de Tendencias de Cofares, en las últimas horas “se ha registrado una demanda excepcional de vendajes, antisépticos y otros productos sanitarios de primeros auxilios. En concreto, la distribuidora farmacéutica ha informado que se ha incrementado un 500 por ciento la demanda de estos productos entre el 1 y el 3 de marzo con respecto al mismo periodo del año anterior. “De hecho, en tan solo los tres primeros días de marzo se han liberado las mismas cantidades de estos productos que durante los 15 primeros días de un mes de marzo normal”, señala.

Por su parte, Teva ha anunciado una donación de productos médicos esenciales valorados en más de 10 millones de euros para terapias agudas, en apoyo humanitario de los refugiados ucranianos que huyen a través de las fronteras. Las donaciones realizadas por Teva incluyen más de 1,3 millones de envases de medicamentos, valorados en más de 10 millones de euros (coste de adquisición al por mayor), la mayoría de las cuales se han realizado en colaboración con la ONG "Direct Relief".

Teva también ha donado más de 25.000 envases de antibióticos, valorados en unos 165.000 euros, a "United Hatzalah", una importante organización israelí sin ánimo de lucro, como ayuda en los campos de refugiados y hospitales de campaña en la frontera de Ucrania. Los medicamentos llegaron a la frontera de Ucrania la semana pasada y están ayudando a tratar a miles de refugiados que han huido del conflicto.

Además de eso, las farmacéuticas europeas han donado más de 4,7 millones de dosis de medicamentos esenciales y más de 28 millones de euros en apoyo financiero a diferentes ONG, según la Federación Europea de Asociaciones de la Industria Farmacéutica (Efpia, por sus siglas en inglés), a la que pertenece Farmaindustria.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.