La Revista

En España tan solo cinco mujeres ocupan actualmente el cargo de presidenta en un Colegio de Médicos

"En Medicina no hay 'techo de cristal' pero sí problemas para conciliar"
Mª Carmen Arias, presidenta Colegio Médicos de Córdoba.


04 dic 2021. 16.20H
SE LEE EN 7 minutos
Han pasado 122 años desde la creación del Colegio de Médicos de Córdoba (Comcordoba). Tras más de un siglo de historia, el Colegio cuenta por primera vez con una mujer al frente de la institución, Mª Carmen Arias, quien ha sido nombrada presidenta junto a un equipo paritario formado por seis hombres y seis mujeres.

Con una trayectoria de más de 33 años de expericia, Arias es médico de Familia en el ámbito rural, asi como investigadora del Imibic y tutora de residentes de medicina familiar. A todo este trabajo, Arias suma ahora la presidencia del Comcordoba, donde destaca la importancia de la conciliación laboral y familiar como punto de partida para atraer a más jóvenes a la Medicina. 

¿Considera que hay diferencias de género en los cargos de la profesión médica?

Yo estoy aquí porque cuento con muchos profesionales en la provincia que han confiado en mí, tanto hombres como mujeres. No creo que a la profesión haya que ponerle sexo. Es verdad que tenemos alrededor del 75 por ciento de mujeres, pero solo a partir de los facultativos mayores de 30 años. De mayor edad hay más hombres, así en torno a los 40 o 50 años vemos que se equipara el porcentaje y va aumentado el número de varones. Esto repercute en los cargos, porque se asignan a gente con más trayectoria y por número hay más hombres.

La realidad actual es que hay más mujeres jóvenes y, aunque seamos pocas las presidentas, sí hay muchas gerentes y compañeras con cargos directivos. En Córdoba tenemos muchos buenos ejemplos de directoras de Hospital, tanto públicos como privados, siendo este el espejo de la realidad de la profesión.

¿Existe un 'techo de cristal'?

Yo creo que no. Las mujeres estamos consiguiendo todo lo que nos proponemos. Sí es verdad que tenemos mayores dificultades a la hora de conciliar, pero creo que estamos en la línea de querer y poder conseguir lo que nos propongamos. Por lo menos en la sanidad pública considero que no hay problemas, las mujeres estamos luchando y no tenemos ningún tipo de techo de cristal.


"No creo que a la profesión haya que ponerle sexo"



En torno a la conciliación. ¿Se plantea desde el Comcordoba alguna medida para fomentarla?

Es una batalla que tenemos y que vamos a luchar. En nuestra profesión disponemos de poco tiempo personal. El Colegio lleva mucho camino recorrido en la parte de potenciar los valores profesionales y la formación y estamos insistiendo en la investigación.

Destacamos además una parte, que me toca como profesional y no solo como presidenta, que es la Atención Primaria. Es más complicado para los médicos de Atención Primaria la conciliación, porque la atención a los pacientes es continuada. No hay un tiempo que puedas dedicar a otros temas y al final acabas sustrayéndolo del tiempo que dedicas a tu familia. Lo hacemos porque es lo que nos gusta y es nuestra profesión, por lo que desde el Colegio de Médicos trabajamos para que se pueda dar esa conciliación y que las instituciones lo entiendan.

Esta conciliación afecta más aún a los médicos rurales, como es su caso. ¿Qué ventajas tiene entonces este tipo de Medicina?

Es cierto que la Medicina rural tiene la parte negativa de los desplazamientos o no estar cerca cuando hay una emergencia familiar, pero la rotación rural de todos los médicos de Familia pasa por aquí y tengo la oportunidad de motivarlos. Los residentes de Medicina Familiar y Comunitaria pueden ver las ventajas que tiene la Medicina rural. Entre ellas destaca la cercanía con el paciente y el poder hacer 'Medicina con mayúsculas', aplicada a todos los campos, asi como atender los problemas comunitarios y sociales.

También es verdad que es más lenta, porque necesitamos muchos más medios. Se puede ver que hacemos muchísimas cosas desde el ámbito rural. Un ejemplo es la telemedicina, que durante la pandemia fue una necesidad, pero nosotros ya habíamos hecho algunas cosas en ese sentido. La población rural es mucho más mayor y hay que ayudarle de otras formas, porque no siempre puedes o pueden desplazarse.

¿Se puede conciliar en la Medicina rural?

Sí, y no solo es mi caso, si no el de muchos compañeros. Para conciliar hay que hacer un gran esfuerzo y sacrificios, pero es algo que viene de la mano de esta profesión.

Como presidenta del Comcordoba. ¿Cuáles serán sus líneas de trabajo?

Somos muy ambiciosos. Por una parte ya tenemos el trabajo de otros presidentes que han ido aportando grandes líneas de trabajo y van a permanecer. Un ejemplo es la línea de consolidación de la formación de profesionales, la ventanilla única o, en esta última legislatura, estamos apostando por la comunicación telemática con el Colegio. Todo ello para mejorar la visibilidad.

Con vistas al futuro, queremos incidir en abrir el Colegio a la provincia, que siempre ha estado muy ligado a la capital, porque los compañeros que están más distantes también lo pasan mal. En cuanto a la investigación queremos ahondar para que se potencie desde todas las especialidades.

Finalmente, buscamos fomentar la educación sanitaria en salud de la ciudadanía, informando y colaborando para atender las dudas que puedan surgir, como ha ido pasando durante la pandemia. El objetivo es convertirnos en un Colegio fuerte que sirva de casa y dé cabida para situaciones personales y de la profesión que haya que solucionar, con una visión de conjunto y en defensa de la profesión médica. 

La Junta Directiva de la Comcordoba es paritaria. ¿Ha sido algo premeditado?

Los Estatutos del Colegio dicen que debe haber una proporción entre hombres y mujeres. La realidad es que parte de la Junta Directiva ha continuado en el cargo y lo importante para quienes compongan el equipo directivo del Colegio de Médicos de Córdoba es que sean personas que estén implicadas en la profesión y trabajen por y para ayudar a sus compañeros.

Ahora hay más mujeres porque somos más mujeres en general, pero probablemente en otro momento haya más hombres. Es algo que considero que va con las propias estadísticas. Sí es verdad que actualmente hay más mujeres, el 75 por ciento, con más jóvenes que estudian Medicina, con las dificultades que implica entrar en la carrera, por lo que probablemente haya más mujeres en los cargos y vaya aumentado la proporción en el futuro.

Tras su nombramiento, en total, hay cinco mujeres al frente de un Colegio de Médicos. ¿Tienen previsto realizar alguna medida conjunta?

Por ahora todavía no he podido tener una reunión en el Consejo de Colegios Médicos. Sí he ido como vicepresidenta alguna vez, pero todavía no he tenido la oportunidad de conocer al resto. A título personal conozco a algunas de las presidentas y podríamos trabajar juntas en algún proyecto. Aportar ideas y compartir trabajo siempre es interesante.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.