Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Autonomías > C. Valenciana

Sanidad pone en marcha un protocolo de atención para la poliomielitis

Montón asegura que desde septiembre se aplica en afectados por la polio y el síndrome pospolio

Carmen Montón, consejera de Sanidad de la Comunitat Valenciana.
Sanidad pone en marcha un protocolo de atención para la poliomielitis
Redacción
Jueves, 26 de octubre de 2017, a las 10:50
La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública aplica desde el pasado 16 de septiembre un protocolo de atención de los afectados por la polio y el síndrome pospolio, que les permite tener una atención sociosanitaria integral y multidisciplinar.

Así lo ha anunciado la consellera de Sanidad, Carmen Montón, durante la clausura de la Jornada de polio y síndrome postpolio celebrada por el Día mundial de la lucha contra esta enfermedad en el Hospital Malvarrosa, que reunió a afectados, representantes de la Administración sanitaria y a expertos en esta dolencia.

El encuentro, organizado por la Asociación de polio y postpolio de la Comunitat Valenciana (Apip.CV) y la Conselleria de Sanidad, ha permitido abordar la situación actual del síndrome postpolio, sus orígenes y las distintas opciones de tratamiento, según fuentes de Cocemfe Valencia, al que pertenece Apip.CV.

El protocolo permite una atención sociosanitaria integral y multidisciplinar



Durante la clausura de la Jornada, la consellera de Sanidad destacó la responsabilidad que tiene el sistema sanitario con los afectos de polio y sus secuelas y anunció que el protocolo de atención, que recoge las aportaciones realizadas por Apip.CV, se está aplicando desde el pasado mes de septiembre.

Secuelas posteriores

Teresa Salort, presidenta de APIP CV, destacó que los afectados han mantenido su enfermedad estable hasta la aparición del síndrome postpolio y otras secuelas con el paso del tiempo. "Estaremos vigilantes para comprobar la eficacia del protocolo de atención, que era muy necesario porque los profesionales tienen poca formación sobre el tema y muchos afectados recorren un largo proceso hasta llegar al diagnóstico del síndrome postpolio", ha añadido.

Salort ha destacado la necesidad de que los profesionales que atienden a los afectados de polio y postpolio tengan una formación específica, lo cual incluye a médicos de atención primaria, neurólogos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, psicólogos y terapeutas ocupacionales.

La polio es una enfermedad infecciosa que puede afectar al sistema nervioso y tener consecuencias discapacitantes. Aunque se considera erradicada en Europa desde mediados del siglo XX, en España no fue atajada hasta casi una década después (1963) de que lo hicieran otros países como Estados Unidos, a través de una vacuna.

Puede causar parálisis o presentarse como asintomática, aunque con el paso del tiempo se puede desarrollar secuelas y otros efectos, como el síndrome postpolio, que supone una pérdida del nivel funcional que tiene el individuo afectado de secuelas de polio de parálisis infantil y que generalmente sobreviene a los 40 o 50 años. Suele presentarse como fatiga progresiva, debilitamiento en los músculos y dolor, principalmente.