Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05
Autonomías > C. Valenciana

Sanidad permitirá visitas de hasta cuatro horas a pacientes en la UCI

Carmen Montón y Rafael Sotoca anunciaron el paquete de medidas de "humanización" sanitaria de cara a 2018

Carmen Montón, consejera de Sanidad Universal de la Comunidad Valenciana, y Rafael Sotoca, director General de Asistencia Sanitaria.
Sanidad permitirá visitas de hasta cuatro horas a pacientes en la UCI
Redacción
Martes, 28 de noviembre de 2017, a las 18:10
La Consejería de Sanidad permitirá a los enfermos de la UCI poder pasar cuatro horas al día con sus familiares y aplicará asimismo un plan de mejora de las condiciones de confort, con medidas como disponer de luz natural, antifaces y tapones para descansar mejor y un uso controlado del móvil y televisión, que se aplicará de forma homogénea en las 44 Unidades de Atención al Paciente Crítico que hay en la Comunitat Valenciana a partir del próximo año.

La consejera de Sanidad Universal, Carmen Montón, y el director General de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca, han presentado este martes este Plan de Mejora de la Humanización en las Unidades Asistenciales de Pacientes Críticos (Mh+UAC), un nombre "muy descriptivo", con el que se quiere dar a los 30.000 pacientes que pasan por estas unidades "una mejor calidad asistencial y un punto de humanización" y ponerlos en "el centro" de la atención.

Montón ha explicado que este plan recoge las sugerencias planetadas por un equipo de 33 profesionales desde "la trinchera" para "buscar un equilibrio entre la progresión científica y tecnológica y la atención a las necesidades emocionales de las personas". Así, hasta ahora "algunos departamentos" ya habían actuado de "avanzadilla" pero ahora "se ha llegado a un acuerdo con todos los profesionales de todos los departamentos sobre este estándar óptimo para facilitar la atención y eliminar este estrés".

Estas medidas incluyen habilitar habitaciones con luz natural, control de iluminación con interruptores de intensidad regulada, instalar relojes y calendarios en los boxes para facilitar su orientación, y controlar con sonómetros el ruido ambiental. Para mejorar el descanso nocturno se facilitarán antifaces y tapones para los oídos y se permitirá el uso regulado de teléfono móvil, televisión, así como música ambiental relajante y acceso a biblioteca.

"Eliminar barrera innecesarias"

Al respecto, el director General de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca, ha explicado que estas unidades de hospitalización son "servicios en los que se generan muchos ruidos de personas trabajando y máquinas que están continuamente en funcionamiento y emitiendo pitidos", lo que "si para alguien que trabaja allí es estresante hay que imaginarse lo que supone para alguien que pasa varios días ingresados".

Por ello, ha destacado que estas medidas "no solo se enmarcan en la humanidad sino que disminuye el número de episodios de desorientación" ya que facilitan a los pacientes ingresados "saber si es día o de noché, y qué día y hora es para mejorar el control del estado de vigilia y disminuir los episodios de desorientaciones".

Además, se regulará el uso de objetos personales en los boxes, se decorarán las estancias con colores adecuados e imágenes de la naturaleza y se eliminarán barreras innecesarias como batas, guantes, mascarillas salvo que se precise aislamiento.

A los familiares se les permitirá un tiempo de entrada mínimo de cuatro horas en el plazo de un año frente al promedio actual de media hora a una hora. Asimismo, se mejorará la intimidad en su relación con el paciente y la comodidad del familiar, que dispondrá de una sala de estar específica con mobiliario adecuado, tendrá acceso a aseos próximos y a dispensadores de bebida/comida las 24 horas.