Redacción Médica
26 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 14:40
Autonomías > C. Valenciana

La Ribera critica a Sanidad por marginarles en la última reunión convocada

Palau asegura que ningún responsable de las concesiones fue convocado por la consejería en su última reunión

Javier Palau, gerente de La Ribera.
La Ribera critica a Sanidad por marginarles en la última reunión convocada
Redacción
Miércoles, 06 de septiembre de 2017, a las 16:50
El Hospital La Ribera no entiende cómo ninguna de las concesiones ha sido convocada por la Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana en la última reunión con los gerentes hospitalarios, donde se abordó, entre otras cuestiones, empezar a programar las intervenciones quirúrgicas también los sábados para reducir las listas de espera.

En opinión de su gerente, Javier Palau, la decisión “no solo se margina a la Gerencia de La Ribera, sino, sobre todo, a los 250.000 habitantes del área sanitaria que tienen el mismo derecho que el resto de valencianos de ser incluidos en las decisiones de la consejería”. “Alzira es un hospital público más y se le debería hacer partícipe de los planes y objetivos de Sanidad”, ha manifestado.
       
Palau asegura que ha asistido a todas las reuniones que le han convocado desde consejería y que su departamento “cumple estrictamente con los planes de salud pública transversales”, tales como la vacunación de la gripe, la prescripción de genéricos, programas de cribado de cáncer, los acuerdos de gestión, etc. Por ello, ha asegurado que “todavía es más inexplicable que se nos excluya de estas reuniones y se siga haciendo distinción entre gestión pública y privada para planificar la salud de la población”.

De hecho, ante la idea de poder erradicar las listas de espera, Palau ha afirmado que “precisamente Alzira podría haber aportado su experiencia y conocimiento de 18 años realizando intervenciones en horario vespertino y los sábados, lo que nos ha posibilitado tener las demoras más bajas del sistema público”.

Para el gerente de Alzira con esta exclusión, “se pierden oportunidades de retroalimentación entre la gestión directa y la privada de un servicio público. Al igual que La Ribera puede aportar sus experiencias exitosas para la gestión de demoras, prescripción de genéricos, cobertura de la gripe, atención a la cronicidad, automatización de los almacenes, programas saludables… también las concesiones pueden asumir experiencias positivas de otros departamentos”. Para Palau esto es algo relevante porque “la sostenibilidad de la sanidad pública, según los expertos, requiere de soluciones innovadoras al margen de apriorismos políticos”.

Reunión entre Ximo Puig y Cente

Otra de las cuestiones de actualidad que ha valorado el gerente de Alzira ha sido la reciente reunión entre el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, con la vicepresidenta ejecutiva de Desarrollo Global Corporativo de Centene Corporation (dueña del 50 por ciento de Ribera Salud), Cynthia Brinkley.

En este sentido, Palau ha calificado como “positiva”, ya que “se ha creado un clima de diálogo con la máxima autoridad del Consell, diálogo que hasta ahora no se había producido. Tras esta reunión, nos reafirmamos en el concepto de innovación que supone el modelo sanitario conocido en todo el mundo como el ‘modelo Alzira’, modelo de colaboración público-privada que se muestra clave en la sostenibilidad de los sistemas sanitarios públicos más avanzados”.

Para Palau, la reunión “nos ha ratificado en que lo más importante es que nuestros ciudadanos reciban una prestación asistencial de alta calidad, dejando al margen los prejuicios políticos o ideológicos”. “Este hecho”, asegura Palau, “nos anima a los defensores de lo público a seguir trabajando en la misma línea para contribuir a la sostenibilidad del sistema sanitario. Los resultados están en nuestro lado”.