Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Autonomías > C. Valenciana

Javier Palau lamenta el "ninguneo" de Sanidad a los actuales gestores

El gerente de La Ribera aclara la colaboración con la Consejería: “Así lo demuestran las actas”

Javier Palau, gerente del hospital de La Ribera.
Javier Palau lamenta el "ninguneo" de Sanidad a los actuales gestores
Redacción
Viernes, 16 de marzo de 2018, a las 11:50
El gerente del Hospital Universitario de La Ribera, Javier Palau, lamenta el “ninguneo” de la Consejería de Sanidad hacia el equipo gestor y responsables del centro sanitario tras su exclusión de las reuniones que estos días está manteniendo el departamento de Montón con los profesionales, tal y como adelantó Redacción Médica tras hablar con fuentes del entorno laboral del centro.

La directora general de Alta Inspección, Isabel González, convocó el pasado miércoles una reunión con el personal no asistencial del hospital (Administración, Contabilidad, Admisión, etc.) sin citar a los diferentes responsables de esas áreas. De igual forma, González mantuvo la semana pasada una reunión con los mandos intermedios de Enfermería, excluyendo a la dirección del servicio y la gerencia. Para el próximo martes, 20 de marzo, la directora general ha convocado al personal médico del Hospital sin haber citado, hasta la fecha, a las direcciones correspondientes.

Para Palau, "se trata de profunda falta de respeto hacia los profesionales que actualmente gestionan este hospital, a la vez que se demuestra una total incoherencia solicitando cooperación en la transición mientras se excluye completamente al actual equipo de las reuniones".

En palabras Palau, "es curioso que se nos acuse de falta de colaboración públicamente, e incluso en estas propias reuniones, cuando se margina al equipo responsable". A lo largo de todo el proceso, "Ribera Salud ha colaborado con la Consejería aportando puntualmente la documentación" que se la ha requerido en las normas de reversión, "como así lo demuestran los registros de entrada y las actas de las diferentes reuniones que se han mantenido".

En esta línea Palao señala que "buena prueba de nuestra lealtad hacia la Administración pública es el informe que hemos remitido  la Consejería advirtiéndoles de las consecuencias asistenciales de la reversión por su falta de planificación. Consideramos que en este proceso de cambio de gestión hay aspectos y decisiones se están haciendo de manera improvisada".