Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 16:00
Autonomías > C. Valenciana

Blindar a los trabajadores de La Ribera sería "trato discriminatorio"

Así lo advierten representantes de los trabajadores mientras crece la incertidumbre de los empleados

La consejera de Sanidad de la Comunidad Valenciana, Carmen Montón.
Blindar a los trabajadores de La Ribera sería "trato discriminatorio"
Redacción
Jueves, 19 de enero de 2017, a las 09:10
Los trabajadores de La Ribera siguen con la 'mosca detrás de la oreja' debido al proceso de reversión del ‘modelo Alzira’ dado que en la reunión entre el Comité de Empresa del Hospital de La Ribera y la Consejería “no se ha dicho nada concreto” sobre el futuro laboral de los trabajadores, han manifestado a Redacción Médica fuentes cercanas a las negociaciones. 

A ello se une la advertencia lanzada por la Intersindical Salud a raíz de los mensajes tranquilizadores de la Administración en la que dice que no se puede “blindar” al personal de Ribera Salud porque supondría un “trato discriminatorio” para el resto de empleados de la sanidad pública.

Acerca de este último punto, la Intersindical ha recordado en un comunicado que solo se puede acceder a un puesto de trabajo público fijo a través de un concurso de oposición, un concurso de traslados o los dos. “Todo lo que no sea así constituye una vulneración del ordenamiento jurídico y un trato de discriminación hacia el resto del personal”, señala la organización.

Además, la Intersindical sostiene que si la propuesta del Comité de Empresa del Hospital de La Ribera de garantizar los puestos de trabajo del personal laboral sigue adelante se estará privando “al personal fijo de ocupar un puesto de trabajo en la Ribera por concurso de traslado", mientras que al personal interino "en el mejor de los casos se le vetará la posibilidad de acceder en estas plazas por oposición o bolsa de trabajo y, en el peor, recibirá un trato discriminatorio porque no se le garantiza su permanencia en el puesto de trabajo hasta la jubilación como al personal laboral".

"Un cúmulo de despropósitos que, en ningún caso, puede ser asumible", ha dicho el sindicato, que ha señalado que la reversión de la gestión del departamento de la Ribera es "una situación nueva y complicada, que hay que abordar con prudencia".

Reunión del Comité de Empresa con la Consejería

En el encuentro que han mantenido el Comité de Empresa y la Consejería se ha establecido que en el primer trimestre de 2017 se pondrá en marcha la mesa técnica para desarrollar el plan de recursos humanos específico y en el que estará representado el Comité de Empresa.

En el encuentro, en el que por parte de la Consejería participaron el subsecretario de la Consejería, el director de Recursos Humanos,  y la directora de Gestión, también se acordó que antes de que se acabe la conversión (el 31 de marzo de 2017) se dispondrán las normas que regirán el proceso de reversión, “con mayor importancia en el tema laboral”, según detallan las fuentes.

Asimismo, la Consejería ha reiterado que el proceso es “irreversible” y que será el departamento liderado por Carmen Montón el que marque los tiempos del mismo. Precisamente, la consejera de Sanidad apenas estuvo al comienzo de la reunión, aunque ese hecho no ha molestado a los asistentes al encuentro debido a que entiende que ella no es la que dirige el proceso directamente y que delega esas competencias en su equipo de confianza.

Otro de los puntos que se ha estipulado en la cita entre el Comité de Empresa y la Consejería es que se dará a conocer un calendario de reuniones y el compromiso del departamento de mantener un diálogo fluido.

Pese al compromiso de mantener un diálogo continuo, la incertidumbre entre los trabajadores de La Ribera se mantiene debido a que todavía desconocen cuál será su futuro laboral, según han expresado las fuentes consultadas por este medio.