Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Autonomías > La Rioja

María Martín: "El objetivo de Rajoy es cohesionar el sistema sanitario"

La consejera de Salud de La Rioja conversa con Redacción Médica sobre los retos sanitarios de su región

María Martín, consejera de Salud de La Rioja.
María Martín: "El objetivo de Rajoy es cohesionar el sistema sanitario"
Juanma Fernández
Miguel Fernández de Vega
Viernes, 03 de febrero de 2017, a las 17:40
María Martín es consejera de Salud de La Rioja, una región donde ha apostado con fuerza por las nuevas estrategias de Salud Mental, cronicidad y estabilidad por el empleo. Esfuerzos ejemplificados en el nuevo presupuesto autonómico, que pone cifras de coste a los fines de su departamento, preocupado por las nuevas realidades poblacionales  y la visión sociosanitaria de las garantías públicas para la ciudadanía.

La partida para Sanidad este año en su Comunidad es de 425,78 millones, ¿cómo ha recibido el sector sanitario esta noticia?

Es muy positivo. Uno de cada 3 euros es para salud. Esto sin contar con lo que hemos puesto encima de la mesa, pues hay más presupuesto desde sociales o Educación. Ha sido un presupuesto trasversal e intentamos pensar en el ciudadano, ponerlo en el centro del sistema y ver cómo se le puede atender mejor.

María Martín analiza los retos sanitarios de la región.

¿Cómo se va conjugar con un Gobierno central ya formado?

Es algo que obviamente influye. De todas las circunstancias hay que sacar la parte positivo. Esto nos hace pensar más en la postura del de enfrente y del de al lado. Ahora tiene más sentido la idea del Pacto por la Sanidad, empezar a trabajar en lo común y limar las diferencias ideológicas para hacer la vida del ciudadano mejor.

Tras la Conferencia de Presidentes y en este contexto, ¿ha notado más voluntad de diálogo?

Esto se reflejará en la Interterritorial pero este camino de colaboración es por el que hay que seguir. En sanidad hay más coincidencias que diferencias; si avanzamos por ahí, yo soy muy optimista.

¿Cree que la sanidad es el gran espacio para establecer un modelo de gobierno basado en los pactos?

No hay que pensar tanto en sectores. La globalización y las nuevas tecnologías nos llevan a que todos pensemos en todo. Sanidad es un sector pero en una Conferencia como esa se habla más de demografía, innovación... Nosotros tenemos que ver qué podemos aportar para adaptarnos a esta sociedad: avanzar en las carencias, acercarnos a los retos. A ese reto transversal de todos los gobiernos.

¿Qué puede aportar su comunidad?

En el caso de La Rioja, tenemos la menor población del país y somos la región más pequeña tras Baleares. Nuestros hándicaps son el envejecimiento, la dispersión... Tenemos que analizar qué necesita cada persona y adaptar nuestro modelo sanitario con cosas concretas, como las que hablamos en nuestro presupuesto: que la distancia no sea una barrera, que haya equidad de servicios, el mismo derecho en la asistencia... Y todo ello ponerlo en común en la Interterritorial.

La herramienta telefónica Salud Responde 24 horas es una gran apuesta de su región, ¿cree que la ciudadanía confía en este método de los teléfonos de asistencia sanitaria?

Antes la gente iba menos al médico pero ahora hay una cartera muy amplia, con servicios al lado de casa, y ha aumentado la necesidad de ir: incluso hablamos de hiperfrecuentación en algunos casos. Nosotros pretendemos dar un paso más en la accesibilidad del paciente y que esas dudas de ir o no al centro de salud las resuelva un profesional en primera instancia.

¿Conseguirán que la gente se acostumbre a llamar antes de acudir a una consulta?

Hay que hacer campañas de divulgación y demostrar que es una buena herramienta, por supuesto.

Su Plan Sociosanitario cuenta con un presupuesto para este 2017 de  9,5 millones de euros. ¿Qué destacaría de él?

Lo fundamental son sus principios, que responden a ese nuevo modelo social. Una sociedad que envejece a pasos agigantados, con una esperanza de vida que debe tener calidad de vida. Hay que prevenir la enfermedad, promocionar la salud, incluir la estrategia de crónicos... También a veces se dan casos de soledad y todo el mundo debe tener asistencia, el que pueda a nivel familiar pero sino que la Administración sea capaz de dar ese servicio. Que el paciente esté en el centro del sistema: el sanitario, el social y el educativo. E insistir en la corresponsabilidad del ciudadano, claro.

María Martín en un momento de la entrevista.

María Martín en un momento de la entrevista.

También están apostando mucho por la Salud Mental…

En 2016 hemos cambiado cosas y en 2017 vamos a avanzar en estos cambios. El gran paso ha sido, aparte de la coordinación por cuidar la salud mental y promover el equilibrio emocional, cómo esas asociaciones de pacientes han dado todo. Cómo desde la universidad nos proponen indicadores, trabajos... para ver si vamos en la buena dirección. La sociedad riojana, en general, ha puesto encima de la mesa todos esos recursos y vemos que se ha multiplicado lo que podemos hacer. Hemos iniciado el hospital de día para evitar internamientos, el teléfono de la esperanza para prevenir el suicidio, la parte infanto-juvenil...

¿Ha llegado tarde España y las comunidades autónomas a los planes de cronicidad?

Nunca es tarde si la dicha es buena. Se han ido dando pasos, hay resultados no validados científicamente pero que para nosotros son evidencia. Pero hay que seguir avanzando, que todo pivote en torno a Atención Primaria, ese es el reto de este año.

¿Qué valoración hace de la ministra, Dolors Montserrat?

La acogida de la ministra por el sector sociosanitario ha sido muy buena. Para mí, la clave es su actitud, las ganas que tiene de hacer bien las cosas: escuchar a la gente y con esas aportaciones hacer que avance la sanidad. El reto del ministerio es lograr la coordinación entre comunidades autónomas. Ella habla siempre de equidad y eso pasa por un sistema cohesionado.

¿Cuál es la mayor preocupación de Mariano Rajoy respecto a la sanidad?

Su máximo valor es su esfuerzo por lograr la cohesión de todo nuestro sistema nacional. Las comunidades autónomas tenemos plena autonomía, de las mayores del mundo, y esto es una ventaja porque la gestión es más cercana pero hay que ser capaces de coordinarnos. Eso tiene que venir del Ministerio de Sanidad. Para nosotros es un orgullo que nos coordine el Estado.

¿Y qué hacer con las regiones que no quieren verse coordinadas por el Estado?

Hay motivos para ser optimistas. La Conferencia de Presidentes ha sido un gran logro y esto en gran parte se debe al talante de nuestro presidente, Mariano Rajoy. De ella han salido cosas con las que empezar a trabajar, a pesar de las diferencias ideológicas. Si se trabaja en los que nos une, se sacan conclusiones muy interesantes para la ciudadanía. Ahora es el momento de subirse a un carro, ir hacia adelante por el bien de los ciudadanos y cuando ese carro empiece a andar, el resto se subirá.

¿Cuál es su análisis de que se necesita un nuevo modelo de financiación sanitaria?

Hay que dejar de hablar de más presupuesto o más personal y hablar de resultados. Esa es la Administración del siglo XXI. El político debe gestionar los fondos públicos de la mejor forma posible y para ello hay que medir resultados. Si estos son buenos, no hace falta ni más presupuesto ni más personal; o ver a partir de ellos donde hace falta más presupuesto o más personal. Ese es el cambio de chip de la Administración del siglo XIX o XX a la actualidad.

Martín señala que la sanidad privada tiene mucho que sumar.

Martín señala que la sanidad privada tiene mucho que sumar.

¿Qué pasos van a dar hacia la estabilización del empleo sanitario?

En 2015 y 2016 se han dado pasos muy importantes para la estabilización laboral. Una de nuestras prioridades es apuntalar esa seguridad de los profesionales. Hablamos de un estatuto marco, de ir todos juntos en esa andadura. Un camino que iniciamos cuando la ministra Fátima Báñez compartió ministerios de Trabajo y Sanidad: se crearon unos grupos de trabajo que ahora continúan y que van a dar pasos de gigante. En La Rioja hemos sacado tres ofertas públicas de empleo con muchas más plazas que años anteriores; se ha avanzado en el paso de eventuales a interinos por mérito y capacidad; se han hecho pactos en Mesa Sectorial claves, como el plan de Recursos Humanos, la paga extra, la recuperación de la carrera profesional... que demuestran que se avanza en el buen camino.

Respecto a modelo de sistema sanitario, ¿qué opinión le merecen las dudas de la colaboración público-privada?

En mi cabeza no cabe que en el siglo XXI la colaboración con la privada se vea como algo malo. La economía colaborativa suma y la privada tiene mucho que sumar, igual que la pública. No hay que rechazarla por el hecho de que sea del sector privado. Cualquier persona realista no puede negar esto hoy en día porque hay que poner encima de la mesa qué recursos hay y medir la eficiencia, los resultados. Si eso funciona, lo demás va sobre ruedas.

¿Cree que la apuesta por la libre elección de centro sanitario y profesional fomenta el mal uso de los recursos?

Creo que todo son ventajas en ella. Ejercer un derecho que es fundamental, acompañado de transparencia, nos lleva por el camino de la calidad, de la oferta y la demanda. El hecho de que cada ciudadano pueda decidir a qué centro ir y a qué profesional elegir, me parece que tiene todas las ventajas.