14 nov 2018 | Actualizado: 12:30
Autonomías / La Rioja

El Hospital San Pedro desarrolla un programa pionero en atención temprana

Atienden cada año a más de 170 menores

El equipo especializado en atención temprana durante la visita.
El Hospital San Pedro desarrolla un programa pionero en atención temprana
vie 17 agosto 2018. 12.40H
Redacción
Diversas personalidades sanitarias han visitado este viernes la Unidad de Neonatología del Hospital San Pedro de La Rioja. La consejera de Salud, María Marín, acompañada por el subdirector del Área de Salud, Carlos Piserra, la directora de Enfermería de Atención Especializada, Yolanda Caro, y la neuropediatra Mª Luisa Poch has asistado al área del hospital donde se desarrolla una acción pionera en atención temprana para el cuidado y tratamiento de neonatos denominada Programa de Seguimiento del Desarrollo de los Niños de Riesgo.

El objetivo de este programa es, en palabras de la consejera, “detectar y atender cuanto antes los retrasos y alteraciones del proceso normal de crecimiento y de maduración de los recién nacidos con el fin de mejorar su desarrollo posterior y su calidad de vida”. En este sentido, Martín ha explicado que la Unidad de Neonatología, encargada de la atención temprana, está integrada actualmente por “tres especialistas, 19 enfermeras, 9 auxiliares, y cuenta con 11 incubadoras y 13 puestos de cuna”.


Más de 200 casos a atender


Al mismo tiempo, y teniendo en cuenta las cifras registradas, desde la Consejería indican que cada año ingresan “cerca de 200 neonatos, cifra que representa el siete u ocho por ciento de los nacidos en un año en La Rioja. Del total de casos, 170 son atendidos dentro del programa de Seguimiento del Desarrollo de los Niños de Riesgo, ya que precisan de acciones e intervenciones que ayuden a completar o estimular su desarrollo". 

Además, el programa incluye un seguimiento protocolizado del menor que se inicia durante la estancia en la unidad neonatal y en él las familias juegan un papel esencial. A este respecto, la neuropediatra Mª Luisa Poch ha recalcado que “siempre intentamos que las familias participen desde el principio en los cuidados ya que favorecen un alta precoz, una mayor seguridad en el cuidado de los pequeños por parte de sus progenitores y una mejor evolución de estos pequeños pacientes y sus familias”, ha explicado Poch.

Una vez que los niños han recibido el alta la atención temprana continúa a través de controles periódicos en las consultas.Como mínimo -explican- los niños son vigilados hasta los 3 años, momento en el que son escolarizados, prolongándose hasta los 6 años o más si fuera necesario. En 2017 tuvieron lugar 166 primeras consultas de Atención Temprana en el Hospital San Pedro.




Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.