Osakidetza inicia en 2020 el despliegue de un cribado de hepatitis C

También prevé que ese año el de cérvix esté extendido a todo el territorio

La consejera vasca de Salud, Nekane Murga.
Osakidetza inicia en 2020 el despliegue de un cribado de hepatitis C
lun 25 noviembre 2019. 13.10H
Osakidetza iniciará el próximo año "los primeros pasos hacia la eliminación" de la hepatitis C, con el despliegue de un cribado en la población considerada de riesgo y otro "oportunista". Asimismo, también en 2020 se prevé que el cribado de cérvix esté extendido al conjunto de País Vasco, según ha anunciado la consejera vasca de Salud, Nekane Murga, que ha reiterado el llamamiento a vacunarse contra la gripe.

La consejera ha pronunciado este lunes una conferencia en el Forum Europa-Tribuna Euskadi en Bilbao, en la que ha explicado que, desde el año 2015, cerca de 7.500 personas han sido tratadas con los nuevos antivirales contra la Hepatitis C, con una inversión de 93 millones de euros, y ha destacado que, de ellos, el 97 por ciento se ha curado.

Según ha anunciado, el próximo año se comenzarán a dar "los primeros pasos" hacia la eliminación de enfermedad y se desplegará el cribado de la Hepatitis C. Murga ha detallado que se realizará en dos líneas de trabajo, de manera que, por un lado, se efectuará un cribado de poblaciones "de riesgo", como las personas que han realizado determinadas prácticas, como el uso de algún tipo de droga por vía intravenosa.


Cribado "oportunista"


También se efectuará un cribado "oportunista", basado fundamentalmente en la Atención Primaria, para identificar a "aquellas personas con alternaciones analísticas o que fueron, en determinadas épocas atendidas en el sistema vasco de salud y recibieron transfusiones o hemoderivados cuando no se realizaban las analísticas para detectar esa serología". Según ha explicado, "se van a usar alarmas en la historia clínica" y, asimismo, se va a facilitar el "diagnóstico en un paso".

Por otro lado, también el año que viene está previsto que el despliegue del cribado de cérvix esté extendido al conjunto de Euskadi y se sume, de este modo, a los cribados de mama y colon, unos programas de prevención del cáncer "consolidados, con resultados probados y una participación ciudadana muy alta".


"El copago y favorecer a las personas más desfavorecidas o con enfermedades crónicas es incompatible"



La consejera ha reiterado que el objetivo de su Departamento es "seguir garantizando un servicio sanitario público, universal y de calidad" y continuará apostando por "la prevención y la promoción de la salud, la innovación, la seguridad clínica y la calidad" en todos sus centros.

En esta línea, ha rechazado los modelos de copago, que "no reducen el uso de los sistemas sanitarios" y además en "muchos" de los países en que se aplican tienen una "relación de eficacia entre el coste y los resultados de salud peores". Asimismo, ha advertido de que "el copago y favorecer a las personas más desfavorecidas o las personas con enfermedades crónicas es incompatible".

La consejera ha remarcado "los resultados en salud" que ha logrado Euskadi, que cuenta con "la más alta expectativa de vida, junto a Japón", y además destaca por "alcanzar edades avanzadas libres de discapacidad". En este marco, ha señalado la importancia que han tenido las políticas de inversión pública en salud "estables" y ha recordado que el proyecto de cuentas vascas para 2020 destina el 32,2 por ciento del total a Salud, lo que supone 1.801 euros por persona, la cifra más alta del Estado.

La responsable del Departamento de Salud también ha valorado que Osakidetza ha sido "pionera" en el modelo de organizaciones sanitarias integradas, las conocidas como OSI, que permite desplegar herramientas como la receta electrónica --un sistema que ha dispensado 202 millones de recetas desde su implantación "hace apenas seis años-- o la historia clínica.

En relación a esta última, ha destacado que se va "hacia una historia clínica universal", que también alcance a las residencias. Según ha indicado, su implantación se encuentra ya en el 98,5 por ciento de las residencias de mayores y personas con discapacidad.

Además, preguntada por la posibilidad de introducir informes para valoración de discapacidad, ha explicado que se está trabajando en "conectar también los informes de incapacidad y las peticiones, para reducir la carga burocrática entre los inspectores de la diputación y el propio sistema sanitario".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.