20 nov 2018 | Actualizado: 14:40

El estatus social marca diferencias de 10 años en la esperanza de vida

Según constatan los médicos de Primaria y diversos estudios internacionales

Carles Benet (primero por la dcha.), en la mesa redonda en la que ha dado a conocer la experiencia del Área Sanitaria Norte de Barcelona.
El estatus social marca diferencias de 10 años en la esperanza de vida
dom 05 marzo 2017. 19.00H
@JavierBarbado
“Las condiciones de vida y la pobreza matan más que la hipertensión arterial”. La frase la ha pronunciado el presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), Antonio Zapatero, pero se hace extensiva a varias ponencias dadas a conocer en el IX Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico, que organiza también Semfyc y que ha atraído a 1.000 profesionales de la salud a Oviedo.

Uno de éstos, el especialista en Enfermería de Área Integral de Salud (AIS) de Barcelona Norte, Carles Benet, ha aportado datos extrapolables al resto de España por los que se conoce que, en la Ciudad Condal, “de 73 barrios, se han identificado 18 como más vulnerables desde el punto de vista socioeconómico, y,  entre unos y otros, se ha constatado una diferencia demostrada de entre nueve y 11 años de esperanza de vida”.

En la misma línea, Zapatero ha citado un estudio reciente publicado en The Lancet (y que ha tenido una notable repercusión) en el que se constata cómo la pobreza social se postula como un factor indiscutible de génesis de enfermedad.

Respuesta a la cronicidad en el Área Norte de Barcelona

Benet, en su estudio pormenorizado de su área sanitaria de trabajo, ha dado a conocer las estrategias de la Generalitat de Cataluña para tratar de atender a los enfermos crónicos sin excepciones.

“Nos dividimos en cuatro áreas integrales de salud; de los 1.661.761 asegurados en Barcelona, el AIS del Norte cubre a un 16 por ciento; de éstos, un 25 por ciento son mayores de 65 años; para atenderlos, disponemos del Vall d’Hebron y del Hospital de San Rafael, otro centro que es una entidad de base asociativa (EBA), 21 centros sanitarios oficiales como el Instituto Catalán de la Salud (ICS) y, asimismo, más de tres centros de urgencias de Atención Primaria (Cuap)”, ha enumerado.
 
La directora general del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Nieves Domínguez.

La directora general del Servicio Gallego de Salud (Sergas), Nieves Domínguez.

A ello se une -ha revelado- lo que, en Cataluña, se llama centros de Atención Intermedia “en lugar de asistencia sociosanitaria” provistos de 934 camas.
 
Por último, Benet ha citado un programa de atención precoz del ictus, Retorno, que cubre las necesidad inmediatas, y posteriores de seguimiento y rehabilitación, a esta clase de enfermos.

Aunar esfuerzos entre los agentes

Por su parte, la directora general de Asistencia Sanitaria del Sergas, Nieves Domínguez, ha hecho un recorrido por su trayectoria política desde 2009 para transmitir al auditorio la idea de que “todos, gestores, clínicos y pacientes, rememos en la misma dirección”.
 
“Desde la creación de las estructura de gestión integrada (EOXI) a proyectos que ya venían de mucho antes, como la historia clínica Ianus, respetada por los diversos representantes políticos sucesivos, hemos demostrado que podemos mantener esa filosofía”, ha señalado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.