El hospital madrileño ha reunido a expertos en estas patologías para compartir los últimas avances en ambas enfermedades

La Jiménez Díaz, referencia en ensayos clínicos en linfoma y leucemia
Pilar Llamas durante su intervención en la 'Jornada Linfoma/leucemia, diagnóstico para terapia dirigida'.


18 ene 2022. 16.40H
SE LEE EN 4 minutos
La Fundación Jiménez Díaz se sitúa como centro de referencia en ensayos clínicos con terapias para linfoma y leucemia. Así lo han destacado los expertos en estas patologías reunidos en la 'Jornada Linfoma/leucemia, diagnóstico para terapia dirigida', en la que también han expuesto como el manejo multidisciplinar de los pacientes en el hospital hace posible una terapia adaptada a cada uno de ellos.

Este encuentro entre los especialistas ha permitido “el acceso a las últimas novedades en el campo, asegurando la calidad en el diagnóstico y el tratamiento de estas enfermedades”, tal y como ha destacado Federico Rojo, jefe del Departamento de Anatomía Patológica del centro y coorganizador de la jornada.

De este modo, en esta edición se han abordado dos áreas fundamentales. Por una parte, la disponibilidad de fármacos inmunomoduladores y la utilización de nuevas tecnologías para identificar alteraciones moleculares y buscar biomarcadores predictivos de respuesta a los tratamientos, como en los síndromes mielodisplásicos o diversos tipos de linfomas. Por otro lado, el encuentro ha favorecido la discusión de casos clínicos reales por parte de los expertos y de los participantes, “un excelente ejercicio de traslación a la práctica clínica de estas novedades”, tal y como ha señalado Rojo.


El futuro de la especialidad pasa por "desarrollar una medicina adaptada a cada tumor".



En cuanto al reconocimiento de las infraestructuras el hospital madrileño como punto de referencia, tal y como ha explicado Pilar Llamas, jefa del Departamento de Hematología y Hemoterapia de la Fundación Jiménez Díaz, el centro hospitalario cuenta “con unidades multidisciplinares, como las de Hematogeriatría, en colaboración con geriatras; la Consulta de Linfomas Cutáneos, en colaboración con dermatólogos, y la Unidad de Cardio-Onco-Hematología, junto con los cardiólogos". Asimismo, cuentan con comités multidisciplinares donde clínicos, patólogos, radiólogos, médicos nucleares y farmacéuticos "buscan la mejor opción terapéutica de manera individualizada para cada paciente", ha subrayado Lamas.

Finalmente, sobre el futuro de la especialidad, la experta ha añadido que el conocimiento de los mecanismos moleculares, las nuevas tecnologías de secuenciación y la expansión de nuevas terapias dirigidas a dianas específicas son "elementos claves para desarrollar una medicina adaptada a cada tumor".


Nuevas dianas terapéuticas con inmunoterapia


Tal y como ha recordado Miguel Ángel Piris, del Servicio de Anatomía Patológica de la Fundación Jiménez Díaz, los linfomas y leucemias son "enfermedades frecuentes que aún requieren mucha atención, ya que la incidencia anual es de cerca de 20.000 casos, con alrededor de 4.000 fallecimientos en España".

Con vistas a estos datos, “el objetivo principal es facilitar la terapia dirigida, personalizada, mediante la inmunoterapia, estrategia de tratamiento 'libre de quimioterapia' que, al actuar solo en la célula tumoral, no produce daños en el resto de los tejidos", ha destacado el experto.

Así, para combatir ambas enfermedades, en el tratamiento de las neoplasias hematológicas están surgiendo nuevas dianas terapéuticas sobre las que desarrollar estrategias basadas en anticuerpos monoclonales, que son proteínas muy complejas que el ser humano produce normalmente para defenderse de agresiones externas como las infecciones.

En palabras Raúl Córdoba, especialista del Servicio de Hematología y Hemoterapia del centro y coordinador de su Unidad de Linfomas, "en el caso del tratamiento de los linfomas y leucemias, lo que hacemos es que reconozcan una diana que se encuentra en la superficie de las células tumorales".

Por ello, en los últimos años, se está experimentando un auge en el desarrollo de nuevos anticuerpos monoclonales que se están probando ahora en ensayos clínicos. Una realidad por la que, tal y como expone Córdoba, “hasta el momento disponíamos de 'anticuerpos desnudos', cuya función antitumoral se ejercía mediante la unión del anticuerpo a su diana en la superficie de las células. En la actualidad, disponemos de 'anticuerpos conjugados', que son verdaderos vehículos para liberar la quimioterapia únicamente dentro de las células tumorales”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.