21 de junio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 12:25
Autonomías > Madrid

El Sermas regula el uso de sujeciones físicas y químicas

Sanidad emite una orden para humanizar los medios con los que se inmoviliza a los pacientes

El viceconsejero de Sanidad, Manuel Molina.
El Sermas regula el uso de sujeciones físicas y químicas
Redacción
Lunes, 20 de febrero de 2017, a las 18:10
La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha emitido una orden para regular el uso de sujeciones, tanto físicas como químicas, a los pacientes en los hospitales y expone que los centros deberán disponer de un protocolo específico en la materia. Así lo expone el viceconsejero de Sanidad y director general del Servicio Madrileño de Salud (Sermas), Manuel Molina, en una resolución que se enmarca en las actuaciones de la consejería para potenciar la humanización en la atención sanitaria.

“El uso de sujeciones en el ámbito asistencial sanitario es una práctica que hasta el momento no ha sido regulada ni se han concretado expresamente derechos de los pacientes. Su aplicación indiscriminada, según las circunstancias, puede conllevar un trato inadecuado o una limitación de la libertad física y moral, así como de los principios de autonomía, de la dignidad humana y del libre desarrollo de la personalidad de los individuos”, expone el documento.

Así, se establece que la sujeción solo puede entenderse cuando el "beneficio para el paciente superase ampliamente el perjuicio de esta limitación pudiera causar", aunque especifica que "incluso para proteger al paciente, las medidas tomadas han de ser proporcionadas respetando los derechos fundamentales de las personas".

La orden recalca que la sujeción física de pacientes pueden suponer riesgos o inconvenientes de notoria y previsible repercusión negativa sobre la salud del pacientes". "Del mismo modo, el uso de fármacos con fines restrictivos debe tener claros los límites que se han de aplicar en la práctica asistencial", ahonda la resolución de Sanidad.

Por ello y al objeto de "promover la tolerancia cero con el abuso de sujeciones" y favorecer especiales precauciones en pacientes en situaciones de fragilidad, dependencia o vulnerabilidad, se recogen una serie de instrucciones.

Protocolos en cada centro

El viceconsejero expone que las sujeciones solo se realizarán en caso de "grave e inminente riesgo para la integridad del pacientes o de terceros" y se informará "siempre que las circunstancias lo permita" sobre la medida, de forma "clara y sencilla" sobre la necesidad e inconvenientes de la sujeción. En este sentido, se recalca que en todos los casos se informará a los familiares o representantes legales del paciente (que también se entregará y ampliará por escrito).

Sanidad recalca que en las sujeciones físicas se utilizarán los medios "menos restrictivos" y en el caso de los fármacos se utilizarán las dosis "menores posibles". A su vez, se garantizará que la adopción de estas medidas no suponga una reducción de la intensidad de los cuidados.

A su vez, cada centro del Sermas deberá disponer de protocolos de aplicación en el caso de sujeciones físicas y recogerán que solo se aplicará la sujeción "de forma excepcional en situaciones puntuales". Incluso expone que en dichas situaciones se buscarán otras medidas útiles que eviten el uso de las sujeciones.