Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:30
Autonomías > Madrid

El hospital del futuro será más flexible, horizontal y orientado a crónicos

Varios líderes sanitarios repasan los desafíos que afrontan los hospitales a nivel organizativo y de infraestructuras

De pie: Domingo del Cacho, Luis Mosquera y Juan José Pérez. Sentados: Manuel Vilches y Boi Ruiz.
El hospital del futuro será más flexible, horizontal y orientado a crónicos
J. F. / S. L.
Miguel Fernández de Vega
Lunes, 12 de junio de 2017, a las 11:50


La primera ponencia del II Encuentro de Directivos de la Salud de Madrid ha versado sobre la salud de los hospitales y, exactamente, respecto a cómo estos deben afrontar sus reformas o ampliaciones; es decir, las claves de un hospital moderno. Moderada por Manuel Vilches, gerente del Hospital Nisa Pardo de Aravaca y director general del Instituto para el Desarrollo e Innovación Sanitaria (IDIS), ha comenzado con la intervención de Luis Mosquera, subdirector de Gestión Técnica del Hospital 12 de Octubre.

Diferentes momentos de las ponencias de los participantes.

Mosquera ha hecho un repaso de la historia de los hospitales, desde los asilos previos al siglo XIX, donde se confinaba a los enfermos, al actual hospital medicalizado, pasando por el hospital de pabellones propio de las ideas higienistas del siglo XIX. El hospital actual es modular y predominantemente horizontal, ha señalado este directivo, poniendo además de relieve que "su vida útil es muy reducida, de 25 a 50 años" y que "el coste de instalaciones supera el 60 por ciento de la inversión y requiere muchas infraestructuras de transportes asociadas, dado que son lugares con una circulación enorme: de diez mil o quince mil personas al día”.

Nuevas tendencias

Mosquera ha concluido su ponencia hablando de "nuevas tendencias. En primer lugar, anticipa que seguirá predominando la horizontalidad, que permite una construcción más rápida y le dota capacidad de crecimiento". "El hospital actual es modular", ha puntualizado. Respecto a la estructura hospitalaria y los pacientes, Mosquera ha dicho que "la humanización: desde la habitación individual a los jardines terapéuticos pasando por el uso de la luz", es positiva. "Los hospitales son grandes consumidores de recursos y hay que ir hacia la sostenibilidad", ha mantenido, añadiendo que la mejor manera de conocer cómo será el futuro de estas infraestructuras "es diseñarlo".

Juan José Pérez Blanco, director de gestión del Hospital de la Paz, ha sido el siguiente en intervenir. Ha expuesto la problemática de un hospital “que realiza el 10 por ciento de los trasplantes pediátricos del mundo”, pero cuyas instalaciones han quedado envejecidas. Pérez Blanco ha usado su caso a modo de ejemplo para plantear el dilema entre reformar un hospital antiguo, a través de un Plan Director, o directamente construir un edificio nuevo, procediendo al traslado. Ambas opciones tienen pros y contras.

"Después de un proceso de Plan Director, que se vio interrumpido en 2008, nos quedan veintitantos años de reforma, siendo muy optimistas", ha detallado, manifestando que "condenar al hospital a obras durante decenas de años", supone un gran reto que "sufren trabajadores y pacientes". Por el contrario, con la construcción de un nuevo hospital, la que sufre es la Hacienda de la region, con "una elevada inversión en una legislatura", y todos los problemas asociados al traslado.

Camas de media y larga estancia

Domingo del Cacho, geremte del Hospital Severo Ochoa, se ha referido al problema de la escasez de camas de media y larga estancia, aproximadamente 13.000 en toda España y 1.300 en Madrid. "Los pacientes crónicos entran en hospitales de agudos y los tratamos como agudos", ha expresado, "con lo cual gastamos más dinero; les sometemos a tratamientos y pruebas diagnósticas que suponen tanto riesgos para el paciente como problemas para el sistema".

Luis Mosquera, Juan José Pérez Blanco, Domingo del Cacho y Boi Ruiz han sido los ponentes de las mesa centrada en la salud de los hospitales.

Luis Mosquera, Juan José Pérez Blanco, Domingo del Cacho y Boi Ruiz han sido los ponentes de la mesa centrada en la salud de los hospitales.


Del Cacho ha concluido su intervención refiriéndose a otros retos que también afectan a la 'salud' de los hospitales, más allá de las infraestructuras, como el problema de la financiación y la escasez de herramientas de gestión que tienen en sus manos los gerentes de hospital, por la rigidez administrativa y presupuestaria -"casi lo único que tenemos es la gestión de egos"-. En una línea parecida, Boi Ruiz, exconsejero de Salud catalán, se ha quejado de que determinadas políticas sanitarias no están bien facilitadas desde la cúpula de la Administración y que muchas decisiones políticas en los últimos años han sido contradictorias. "Nuestra certeza es la incertidumbre", ha sentenciado con crudeza.  

Respecto a la planificación de los nuevos hospitales, Boi Ruiz se ha planteado si "antes de ampliar, modificar o hacer un nuevo hospital hay que ver la necesidad de que la Administración sea quien posea esa infraestructura". El exconsejero lo ha comparado con "la decisión de pagar el taxi y además tener el coche". Los partidos se han contradicho en este sentido, según Ruiz, dependiendo de si estaban en el Gobierno o en la oposición. "La ética política sigue aceptando utilizar la sanidad como arma arrojadiza", ha lamentado.