Denuncian la sobrecarga asistencial que impide garantizar una adecuada tutorización a los residentes

El 28% de los tutores de Medicina de Familia renuncian a recibir nuevos MIR
Una clase formativa a futuros médicos.


07 abr 2022. 14.45H
SE LEE EN 2 minutos
El 28 por ciento de los tutores de Medicina de Familia y Comunitaria de la Comunidad de Madrid (suponen más de 200) han renunciado a recibir nuevos MIR para su tutorización. Esta decisión la han tomado debido a la situación de sobrecarga laboral en este nivel asistencial debido a la elevada presión asistencial actual, lo que impacta a su vez a la calidad de la tutoría que pueden ofrecer a los médicos residentes.

Mantendrán su postura hasta nuevo aviso al tiempo que aseguran que lo hacen “por responsabilidad”. En este sentido, desde la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) subrayan que el sistema formativo de residencia obliga, simultáneamente, a recibir formación y a prestar un trabajo que permitan al especialista en formación adquirir, en unidades docentes acreditadas, “las competencias profesionales propias de la especialidad que esté cursando”.

Esto debe conseguirse mediante una práctica profesional programada y supervisada, “destinada a alcanzar de forma progresiva los conocimientos, habilidades, actitudes y la responsabilidad profesional necesarios para el ejercicio autónomo y eficiente de la especialidad”.

Es por eso que los tutores exigen mejorar sus condicionesde estas consultas, que “deberían estar especialmente protegidas” por tener doble función: asistencial y formativa con cupos máximos, topes de consulta diarios de hasta 30 pacientes o 10 minutos mínimo por paciente.


Tutores suficientes para formar nuevos MIR


La vicepresidenta de Amyts, Sheila Justo, recuerda que los tutores MIR de Atención Primaria deben superar ser un proceso para ser acreditados, elemento que hay que poner en valor. A pesar de esta situación, considera que, “por números”, no debería suponer ningún riesgo que alguno de los nuevos MIR pueda quedarse sin tutor. “Todavía quedan tutores para la nueva oleada de residentes”, asegura.

Justo pone en valor esta decisión de los tutores MIR a renunciar a recibir nuevos MIR porque perjudica al propio docente, ya que cuando solicita ser tutor es porque “tiene un especial interés por la formación”. “Es un ejercicio de responsabilidad que se debe tener en cuenta”. Además, por otro lado, la vicepresidenta de Amyts recalca la necesidad de incentivar a los tutores MIR, por lo que deja el balón en el tejado de las administraciones y autoridades sanitarias.

“Lo que esperan es poder formar en las mejores condiciones posibles”, asegura. “Es necesario hacerlo, porque sino los nuevos médicos estarán peor formados y los pacientes peor vistos”. La solución, insiste, “es la idea de siempre”: más tiempo por paciente, reforzar plantillas y mejorar las condiciones laborales.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.