Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 13:05
Autonomías > Madrid

El 12 de Octubre descubre 'Unicornio', el anticuerpo contra el Ébola

Han sido hallados en pacientes que superaron la enfermedad

La modificación del envoltorio del virus permitiría introducir una mayor producción de estos anticuerpos.
El 12 de Octubre descubre 'Unicornio', el anticuerpo contra el Ébola
Redacción
Miguel Fernández de Vega
Miércoles, 11 de julio de 2018, a las 11:30
Un grupo de investigadores de Microbiología y del Instituto de Investigación del Hospital Universitario 12 de Octubre i+12 han demostrado que tres supervivientes de Ébola poseen anticuerpos capaces de atacar zonas conservadas y protegidas de la envoltura del virus, anulando así su agresividad. Esto va a permitir que se desarrollen nuevas terapias contra la enfermedad.

Este tipo de anticuerpos, conocidos como Unicornio por sus especiales propiedades y por la rareza en cuanto a número, habían sido identificados ya en clones creados en laboratorio, pero es la primera vez que se detectan en muestras reales de pacientes que han superado la infección.

El estudio, que ha sido coordinador por Rafael Delgado, del servicio de Microbiología, ha demostrado que los anticuerpos descubiertos pueden acceder a esas zonas recónditas si antes se modifica la envoltura del virus para quitarles esas protecciones y exponer las regiones críticas en su interior. Esto significa que esta investigación añade una nueva estrategia terapéutica contra la enfermedad, ya que la modificación del envoltorio del virus permitiría introducir una mayor producción de estos anticuerpos.

Así se convertirían en agentes extremadamente eficaces, capaces de neutralizar todas las variedades de virus Ébola conocidas, no solo las de tipo Zaire, que corresponden a este último brote, sino también las variantes Sudán o Bundibugyo, tan peligrosas como la primera y que han estado diseminándose por África en las últimas décadas.


Resistencia a la vacuna


La mayoría de las vacunas funcionan por su capacidad de inducir la producción de anticuerpos que reconocen y neutralizan la envoltura que los virus tienen en su superficie. Este es el caso de algunas muy eficaces, como las de hepatitis B o sarampión. Sin embargo, en el caso del Ébola, VIH y Gripe uno de los inconvenientes es la variabilidad y capacidad de estos virus para esconder las zonas más vulnerables de su envoltura y evitar ser reconocidos y neutralizados por los anticuerpos.