La Xunta espera aprobar en enero el nuevo contrato para retener a sus MIR

El consejero asegura que la intención es aprobar el nuevo contrato para captar médicos de AP y pediatras

Jesús Vázquez Almuíña, consejero de Sanidad de Galicia.
La Xunta espera aprobar en enero el nuevo contrato para retener a sus MIR
dom 23 diciembre 2018. 19.30H
El consejero de Sanidad de Galicia, Jesús Vázquez Almuíña, ha asegurado que la intención de la Xunta es aprobar el nuevo contrato para captar médicos de Atención Primaria y pediatras. Se trata de una propuesta que busca hacer frente a las carencias que se han denunciado en los últimos meses por los ciudadanos y los propios profesionales sanitarios.

En una entrevista en la Radio Galega y recogida por Europa Press, el consejero ha defendido más médicas adoptadas por la Administración: el incremento de la jubilación a los 70 años o la solicitud de aumentar las plazas MIR para formar a pediatras.

Almuíña se ha mostrado contrario a propuestas “restrictivas” en AP, y tras expresar que con manifestaciones (como la que está prevista en Vigo para el próximo día 27 de diciembre) “no se van a resolver” los problemas existentes. En este sentido, es partidario de que sea el personal de Enfermería el que valore (como paso intermedio) qué pacientes sin cita previa deben ser atendidos por el médico de cabecera y cuáles pueden ser derivados al día siguiente.

En todo caso, Almuiña ha situado como primera medida el nuevo modelo de contratación a médicos de Atención Primaria y pediatras que permitiría "un contrato estable, de un año como mínimo, ampliable hasta tres años". Todo con la idea de poder captar no solo a los que realicen su residencia en Galicia, sino también a los de otras comunidades autónomas. El objetivo es "llevarlo en los primeros días de enero para negociar con los sindicatos, ya hablamos con ellos en alguna reunión, y ahora la idea es poder aprobarlo en el mes de enero", ha remarcado.

El conselleiro ha defendido que, salvo en el tema vinculado a la antigüedad, con el nuevo contrato las condiciones sí serán similares a las de los médicos fijos del Sergas, con novedades como la posibilidad de que puedan disfrutar de vacaciones. Para concretar este modelo de contrato, ha explicado que el Sergas ha estado en contacto con el sistema sanitario vasco para conocer el que se implantó en esta comunidad.


Almuíña pone en valor la creación de seis grupos de trabajo para elaborar un nuevo modelo de AP


Como segunda propuesta de las medidas previstas para paliar el déficit de facultativos, Almuiña ha mencionado la posibilidad de que puedan estar en activo hasta los 70 y la solicitud al Ministerio de Sanidad de que se incremente la oferta MIR para formar a pediatras. Ante las críticas sindicales a la Oferta pública de empleo (OPE) de 2018, por "cortoplacista", el consejero gallego defiende las cifras y la tasa de reposición prevista, por situarse por "encima de otras comunidades" y por encima "del cien por cien", si bien ha reconocido que llega tras una época de crisis económica en la que no se alcanzaba el cien por cien.

Almuiña también ha puesto en valor la creación de seis grupos de trabajo para elaborar un nuevo modelo de Atención Primaria que prevé que pueda emitir sus conclusiones en febrero. Unos equipos que confía en que puedan emitir sus proyectos para diseñar un "nuevo equipo de AP coordinado" y evaluar también la necesidad de crear "flujos rápidos para que la responsabilidad y la atención pase a otro nivel", remarcando que "no puede haber lista de espera”.

Tras la dimisión en bloque de más del 80 por ciento de los Jefes de Servicio y de unidades de AP del Área Sanitaria de Vigo, Vázquez Almuíña ha defendido la gestión el gerente Félix Ruibal y ve “excesivo” responsabilidad al equipo directivo de “males de AP” que asegura que se “reproducen en todas las CCAA”. Además, el conselleiro ha centrado la problemática de Vigo en “el proceso complejo de organización” derivado de la apertura del nuevo hospital, que ha provocado  que la relación entre primer y segundo nivel sea “menos fluida” y, por ello, ha apelado al diálogo. “Las medidas de protesta están bien cuando la Administración hace oídos sordos, pero esto ahora no es así. Conocemos los problemas porque tenemos los equipos directivos volcados”, ha sentenciado.

Otro de los asuntos que ha tratado el consejero en su entrevista radiofónica ha sido del último acuerdo alcanzado entre el Sergas y Povisa, el titular de la sanidad gallega ha defendido que se trata de una medida “buena para la atención sanitaria en el área de Vigo y también para los 1.400 trabajadores”. En este sentido, ha indicado que el acuerdo es positivo y beneficia también a las 126.000 que optan por este centro hospitalario.

 
 

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.