Referéndum de autogobierno: transferir el MIR y la Farmacia a Cataluña

El Estado todavía mantiene el control sobre la formación de los residentes y la fijación de las políticas farmacéuticas

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
Referéndum de autogobierno: transferir el MIR y la Farmacia a Cataluña
lun 03 septiembre 2018. 17.50H
Borja Negrete
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado de acuerdo con la celebración de un referéndum de autogobierno en Cataluña. Sánchez ha hecho hincapié de que en tal consulta se votaría "el autogobierno, no la autodeterminación", por lo que Cataluña se mantendría ligada a España pero con una diferente definición de sus competencias.

En materia sanitaria hay dos principales áreas que podrían pasar a estar gestionadas por Cataluña de celebrarse finalmente el referéndum: la política farmacéutica y la Formación Sanitaria Especializada, de la que forman parte los Médicos Internos Residentes (MIR)

En estos momentos, la gestión farmacéutica está completamente centralizada a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps). De trasladarse estas competencias a una hipotética Agencia Catalana del Medicamento, un proyecto que el exconsejero de Salud, Antoni Comín, defiendió en su momento, esta se encargaría de evaluar y autorizar los medicamentos de uso humano y veterinario en el territorio. 

Además, Cataluña conseguiría las competencias para autorizar ensayos clínicos con medicamentos, supervisar el suministro y el abastecimiento de fármacos, luchar contra falsificaciones de productos sanitarios, informar de todo lo que tenga que ver con estos aspectos a los ciudadanos y profesionales sanitarios y elaborar normativa farmacéutica.

Médicos Internos Residentes (MIR)


En caso de que el referéndum de autogobierno catalán saliera adelante con victoria para las formaciones independentistas, la Generalitat adquiriría las competencias sanitarias en materia de Formación Sanitaria Especializada.  

Desde ese momento, el Gobierno catalán sería el encargado de dedicidir el número de plazas MIR que se ofertan cada año, cuántas por especialidad, cuál será el número de unidades docentes, cuál debe ser el temario, la estructura del examen, las preguntas, en qué fecha se celebra o qué número de residentes absorbe cada centro hospitalario. 

El propio Partido Socialista ya planteó en un documento de 2017, conocido como Declaración de Barcelona, la posibilidad de que sea la propia autonomía catalana quien decida sobre los MIR de su territorio.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.